Las obras del canal Segarra Garrigues descubren tumbas del siglo VII y un asentamiento del XIII en Plans de Sió (Lleida)

LLEIDA, 9 (EUROPA PRESS)

Las obras del canal Segarra Garrigues puso al descubierto cerámica íbero romana, tumbas del siglo VII y un asentamiento del XIII en Plans de Sió (Lleida), según anunció hoy la sociedad estatal AcuaEbro, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que ha financiado la primera campaña de excavaciones de “La Vilagrasseta” en dicha localidad.

La compañía ha impulsado estas excavaciones dentro de las medidas de corrección ambiental por la construcción de un acueducto del Tramo 3 del Canal Segarra-Garrigues y ha iniciado los estudios para desviar esta parte del proyecto y evitar la afección al yacimiento.

El director general de AcuaEbro, Antoni Siurana, los arqueólogos de la Conselleria de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Catalunya, Josep Gallart y Ángel Lafuente y el coordinador de las excavaciones, Joan López, perteneciente al Grupo de Investigación Prehistórica de la Universitat de Lleida destacaron hoy la gran importancia científica y patrimonial de este yacimiento donde se han hallado muestras de 15 siglos de ocupación intermitente.

Los trabajos de las excavaciones los ha ejecutado la UTE adjudicataria del Tramo 3 del Canal, formada por Bruesa y Ploder, S.A. y los trabajos de investigación los ha realizado el Grupo de Investigación Prehistórica de la Universidad de Lleida, en colaboración con la empresa de arqueología ROCS.

La Vilagrasseta es un yacimiento conocido desde mediados del siglo XX que fue incluido en la carta arqueológica de la Segarra en 1987. Los arqueólogos apuntan que la ocupación de la zona alcanzó de forma intermitente desde el siglo II antes de Cristo hasta el XIII después de Cristo.

Los arqueólogos hallaron en una primera fase restos cerámicos de la época ibero-romana, del siglo II antes de Cristo. En la segunda fase encontraron restos de ocho enterramientos del siglo VII después de Cristo, aparecidos en la parte alta de la colina. También hay restos de una torre con estancias anexas de entre los siglos XI y XIII después de Cristo en una zona que pudo utilizarse como baluarte atrincherado en la Guerra Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *