Una guía orientará a los municipios españoles en la gestión de la biodiversidad

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La Red de Gobiernos Locales + Biodiversidad 2010, una sección de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), publicará antes de final de año una guía con indicadores sobre la biodiversidad para que los municipios hagan un diagnóstico del estado de las especies en su término y elaboren planes de actuación en consecuencia.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la red, Felipe López, defendió hoy que se debe dotar de estas herramientas sobre todo a los ayuntamientos que tienen menos recursos, y recordó que en la mejora de la biodiversidad tienen un papel fundamental las diputaciones provinciales, los consejos insulares y los cabildos.

Confió en que la guía ayude a resolver “el déficit de capacitación” que puedan tener los municipios de menos de 20.000 habitantes, que suman más de 7.700 en todo el Estado. “En este pacto global para la recuperación de la biodiversidad tienen que concurrir los grandes municipios pero también los pequeños”, añadió.

Durante la presentación de la Red de Gobiernos Locales + Biodiversidad 2010 en el marco del IV Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebra en Barcelona, de la que forman parte 160 municipios españoles, López consideró que en este proceso se debe apostar también por “la militancia cívica” de la ciudadanía para que perciban estas cuestiones como “imprescindibles”.

ESTRATEGIAS EN CATALUNYA

En Catalunya, los ayuntamientos y otros entes locales ya trabajan para mantener la biodiversidad en sus términos municipales, como es el caso de la Diputación de Barcelona, que gestiona una amplia red de espacios naturales y desarrolla un sistema de información geográfica, y Granollers (Barcelona), con proyectos como la recuperación del río Congost, afluente del Besòs.

El sistema de la Corporación provincial, que desarrolla desde 2001, parte del desconocimiento en gran medida de lo que sucede en el territorio. Recoge información multidisciplinar para incidir en que la planificación territorial tenga en cuenta aspectos como las zonas de identificación de los pájaros y los corredores biológicos.

Esta información se ha utilizado en la revisión de los planes especiales del Parque Natural del Montseny, donde el análisis ha aconsejado ampliar la superficie protegida en 3.000 hectáreas y otras 6.000 en áreas de conectividad con otros espacios naturales.

Además, ha servido para que los municipios definan zonas de protección en sus términos municipales y en la propuesta de la Diputación para el Plan Territorial de la Región Metropolitana, donde apuesta por proteger el 75% de los suelos no urbanizables.

En la presentación también explicaron su experiencia sobre la gestión de la biodiversidad la Diputación de Jaén y los municipios de Vitoria y Santander, centrada en la proyectos de recuperación de especies en peligro, la educación ambiental, la creación de anillas verdes y la gestión de parques respetuosos con la biodiversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *