Las pruebas de carbono 14 datan la fuente del Bellas Artes en el siglo IV, fecha anterior a la fundación de Oviedo

Rodríguez Asensio califica el hallazgo como un “regalo” para el proyecto de ampliación del museo

OVIEDO, 03 (EUROPA PRESS)

El director general de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias, José Adolfo Rodríguez Asensio, informó hoy que las pruebas de carbono 14 realizadas a la fuente hallada en el museo de Bellas Artes determinan que ésta data del siglo IV, d.c, fecha anterior a la fundación de Oviedo.

“Estamos hablando de una dotación vinculada a la época romana, en concreto del siglo IV d.c”, aseguró el arqueólogo encargado de las excavaciones del Bellas Artes, Rogelio Estrada.

Para el director de Patrimonio, tras este descubrimiento han quedado interrogantes “sin responder” sobre la fundación de la capital del Principado, aunque insistió que “no es el momento para abrir ese debate”. “La historia de Oviedo está basada en la documentación, pero la arqueología empieza a poner interrogantes”, destacó.

En este sentido, el responsable de Patrimonio aseguró que una fuentes compuesta por unos ocho metros de canal, un mortero hidráulico y 2,40 metros de cajeado en la roca “evidencia” que en esa época la población en Oviedo era “potente”.

“Una fuente monumental de esas características evidencia que no eran sólo cuatro amigos”, afirmó el director de Patrimonio.

Respecto a la vinculación de la fuente del Bellas Artes con la de Foncalada, Rodríguez Asensio manifestó que es “evidente” que ambas son similares. “Habrá que ahondar en un futuro de su vinculación con Foncalada”, destacó Rodríguez Asensio.

ANÁLISIS CARBONO 14

Los análisis radiocarbónicos se realizaron a partir de cuatro muestras. La primera de ellas, con una probabilidad de acierto del 95 por ciento dató el resto entre el 1040 y 1260 d.c. La segunda muestra, recogida de un sedimento arcillos del desagúe de la fuente fechó en el hallazgo en entre los años 650 y 7810 d.c.

Pero sería la tercera muestra, la de un mortero hidráulico, la que finalmente fijaría la datación del resto arqueológico en el siglo IV, entre los años 240 y 420 d.c. La cuarta muestra, encontrada bajo el bloque sustractivo, fue desechada al considerarse que estaba contaminada.

“Fuera de este mortero hidráulico, típicamente romano, no se han encontrado otros resto”, afirmó Rogelio Estrada, quien añadió que en el tipo de suelo rocoso que rodea el Bellas Artes es normal que no se conserven más restos arqueológico.

OBRAS EN EL BELLAS ARTES

En cuanto a las posibles consecuencias que el descubrimiento podría tener en las obras de ampliación del museo de Bellas de Artes, el director de Patrimonio afirmó que éste afectará a las actuaciones, pero de forma positiva.

“Sin duda esto es un regalo con el que el proyecto del Bellas Artes se verá enriquecido”, declaró el responsable de Patrimonio, al tiempo que añadió el arquitecto de la ampliación Patxi Mangado, ya se encuentra trabajando para encajar la fuente en el proyecto.

“Estamos siendo mimados por la fortuna arqueológica”, concluyó Rodríguez Asensio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *