EE.UU.- Los zumos de pomelo, naranja o manzana pueden disminuir la eficacia de determinados medicamentos, según estudio

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Científicos de Estados Unidos y Canadá han detectado que el zumo de pomelo y de otras frutas, como la naranja o la manzana, puede alterar la actuación de determinados medicamentos reduciendo su eficacia, según los estudios presentados en el marco del encuentro anual de la Sociedad Americana de Química (ACS, en sus siglas en inglés).

La investigación ha sido dirigida por el profesor de la Universidad Western Ontario (Canadá), David Bailey, que hace unos 20 años descubrió precisamente lo contrario, ya que demostró que el zumo de pomelo bloqueaba una enzima partícipe en la descomposición de determinados medicamentos y, por tanto, aumentaban sus efectos.

Sin embargo, los últimos análisis realizados en pacientes medicados con el antihistamínico fexofenadina han determinado que la naringina, el principal ingrediente activo del pomelo que le da su sabor amargo, altera la absorción del medicamento en el intestino y reduce sus beneficios a la mitad.

El estudio analizó a un grupo de pacientes que consumieron este fármaco bien ayudados con agua o con un sólo vaso de zumo. En estos casos, se observó como la naringina bloqueaba el principal transportador de este medicamento, llamado OATP1A2, resultaba más difícil de absorber por el intestino para su paso a la sangre.

Tras esto, se ha confirmado que el consumo de zumos de pomelo, naranja o manzana baja la absorción de etoposida, un agente anticancerígeno; ciertos betabloqueadores para prevenir infartos y tratar la hipertensión, como atenolol, celiprolol, talinolol; fármacos para pacientes trasplantados como la ciclosporina; y algunos antibióticos como ciprofloxacino, levofloxacino y itraconazol.

Por ello, y ante la posibilidad de que se aumente el listado de medicamentos a los que pueden afectar estos zumos de frutas, los investigadores recomiendan consultar al médico ante cualquier duda para evitar que la dosis prescrita no haga los efectos deseados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *