El Museo del Parque Cultural de Molinos muestra una mandíbula de hace 25.000 años, el resto humano más antiguo de Aragón

MOLINOS (TERUEL), 9 (EUROPA PRESS)

El Museo-Exposición del Parque Cultural de Molinos recoge el patrimonio paleontológico y el ecosistema local de la zona. “Las dos salas del espacio expositivo cuentan con objetos tradicionales y restos animales, así como el resto humano más antiguo de Aragón, una mandíbula humana de hace 25.000 años”, explicó, en declaraciones a Europa Press, la guía del museo, Elisa Pérez.

“La entrada a las grutas de cristal de Molinos dan derecho a acceder a los dos museos de la localidad y a realizar una visita turística por el casco antiguo del municipio. De este modo con una sola entrada se visitan cuatro lugares”, explicó Pérez.

El Museo del Parque Cultural, “se ubica en los antiguos lavaderos, que aún se conservan, y donde de vez en cuando aún va alguna mujer a lavar”, dijo, Pérez. “Además de los objetos tradicionales y de los restos humanos y de animales, el espacio divulga en diversos paneles informativos aspectos relacionados con las labores ganaderas agrícolas que se realizan en Molinos”, agregó la guía.

El otro museo, el del Torreón de la Casa del Concejo se sitúa en la plaza Mayor del pueblo, al lado del ayuntamiento, y en sus dos salas se pueden visitar obras de diversos artistas locales”, puntualizó la guía del museo. En la primera sala se pueden ver obras, tanto pinturas, como esculturas y dibujos, del artista turolense Eleuterio Blasco, mientras que en la segunda se muestran los trabajos de varios artistas de la zona.

Elisa Pérez comentó que “al año visitan las cuevas de cristal unas 30.000 personas. Los museos reciben unas 20.000 personas al año, ya que no todos los visitantes que se acercan a las grutas se quedan después a ver el municipio y los dos espacios expositivos”.

LAS GRUTAS DE CRISTAL

Las grutas de cristal, descubiertas en 1961, constituyen una formación kárstica única en Europa. En su formación se sucedieron distintas fases, en un primer momento predominaron los procesos erosivos por corrosión, a continuación su produjo una inundación de la cavidad que propició la acción de la erosión mecánica y que provocó la caída de bloques de piedra.

En la última fase se produjo una abertura de la cavidad al exterior. En la gruta se pueden observar distintas formaciones calcáreas entre las que cabe destacar estalagmitas, estalactitas, columnas y chimeneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *