Científicos trabajan en una píldora que proporciona beneficios del ejercicio físico sin mover un músculo

LOS ANGELES, 1 (OTR/PRESS)

Científicos estadounidenses trabajan en la elaboración de unas píldoras que solucionarán los días a aquellos para los que acudir al gimnasio sea un auténtico suplicio, ya que proporcionan los beneficios del ejercicio físico sin necesidad de mover un sólo músculo, ayudando, además, a quemar grasas. Sin embargo, varios expertos consideran que este medicamento no es más que una “droga” que podrá ser utilizada como dopaje para deportistas de élite, como señaló Colin Palmer, un profesor de la Universidad de Dundee. En su defensa, el director de esta investigación, Ronald Evans, explicó que el principal objetivo de este fármaco es ayudar a aquellos pacientes cuya dolencia les impida realizar ejercicio.

Según los protagonistas de este proyecto, están casi a las puertas de terminar este nuevo producto. Así lo señala el periódico “Cell” en una información recogida por otr/press, en la que los expertos aseguran que el fármaco se está probando en roedores que, tras consumir la píldora, consiguieron correr con un 44 por ciento más de potencia. Esto, explica Evans, sería igual en humanos e incluso un porcentaje mayor “si hay un entrenamiento previo”. De este modo, el principal beneficio de este producto es que proporciona los beneficios del ejercicio físico, ya que son capaces de estimular y trabajar el músculo, aumentar la resistencia y hasta quemar la grasa.

Pero no todo es positivo y muchos científicos aseguran que se trata de un concepto polémico debido a que este producto podría ser empleado de manera negativa en el deporte y en concreto para dopaje de deportistas de élite. Así lo asegura Colin Palmer, un profesor de la Universidad de Dundee: “Esto es básicamente una droga que aumenta las condiciones físicas y complementa al entrenamiento”. Sin embargo, el director de la investigador asegura que este aspecto estaba ya pensado cuando comenzaron el proyecto y el consumo que esta pastilla podrá ser descubierto tanto en la orina como en la sangre, al igual que otras sustancias que se detectan en los controles realizados a los competidores de cualquier especialidad.

DIRIGIDO A PACIENTES CON PROBLEMAS MUSCULARES

Para Evans, la principal función de este medicamento será la de ayudar a aquellos pacientes cuyos músculos se resientan o desgasten a raíz de una enfermedad degenerativa o de otro tipo, que no permita al enfermo desarrollar una actividad física habitual. Para ello esta medicina, etiquetada como “AICAR” tiene un efecto sobre el gen que “crea y regula el desarrollo del músculo” y que, además, “tiene la capacidad de controlar la actividad de muchos otros genes”.

“Si a alguien no le gusta el ejercicio, puede optar a la idea de conseguir las ventajas de esta píldora”, señaló el director de la investigación, quien añadió que empleo potencial más obvio estaba “en enfermedades como la diabetes, donde el ejercicio es una ventaja probada” y “casi nadie consigue los 40 minutos recomendados por día de ejercicio. Esto haría la calidad del ejercicio que hacen más eficiente”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *