Experto asegura que el toreo es “ecológico” porque ayuda al mantenimiento sostenible de la dehesa

LA RÁBIDA (HUELVA), 28 (EUROPA PRESS)

El experto en tauromaquia Santiago Ortiz Trixac, que ofreció hoy la conferencia inaugural del curso “El toro de lidia. Un patrimonio en nuestras manos” que ofrece la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en su sede de La Rábida (Huelva), explicó que “la cría del toro es beneficiosa para el mantenimiento sostenible de un ecosistema como es la dehesa” y que, por ello, “el ecologismo antitaurino no tiene razones ecológicas para desear la abolición de la fiesta de los toros”.

Ortiz Trixac, que es autor del libro “Lances que cambiaron la fiesta” (Espasa-Calpe, 2001), opinó en rueda de prensa que los activistas antitaurinos “deberían tener una postura favorable a los toros desde el punto de vista de la ecología”, y en este punto añadió que “el ecologismo es imprescindible para salvar al planeta de la degradación que sufre por manos del hombre”.

En relación a esto, criticó la existencia de “otro ecologismo mesiánico que parece transmitir que los humanos estorban en el mundo” en el que “se trata de hacer del planeta una especie de universo de cartón piedra”, mediante el cual se intenta situar en el mismo lugar a animales depredadores y a sus presas, sin tener en cuenta “la cadena trófica que impone la propia naturaleza”.

Al hilo de esto explicó que “otra cosa son la cuestiones morales” argumentadas por los grupos contrarios al toreo “como que el toro sufra”, razones que “no son ecológicas” en opinión de este experto.

LA BRAVURA, RESULTADO DE UNA “SELECCIÓN CULTURAL”

En una explicación más detallada de su investigación, Ortiz Trixac afirmó que “la bravura, lejos de pertenecer a la selección natural que la lucha por la vida impone a las especies animales”, corresponde a otro tipo de selección, más adaptada, en la que “tiene que intervenir la inteligencia”, un fenómeno que llamó “selección cultural”.

Sobre esto último, resaltó que “la bravura es un concepto de la selección cultural porque hace intervenir a la inteligencia del hombre” y describió tres épocas fundamentales en la cría del toro en España.

La primera, según este investigador, surgiría “desde los inicios del toreo a pie hasta la llegada del torero Juan Belmonte” en la que se crea un toro idóneo para la lidia, a la que le seguiría la “edad de plata del toreo” a partir de Belmonte, en la que “aparece otro tipo de toro” que el experto llamó “el toro del equilibrio”, que vive “desde la muerte de Joselito hasta la Guerra Civil”.

Finalmente, la última época según Ortiz Trixac derivó de las secuelas de la guerra y de la aparición del torero Manolete, que hace que surja el “toro del último tercio” más cercano a la raza que se cría actualmente.

El experto también se refirió a los parámetros seguidos para crear esta división histórica, y en este sentido aseguró que “la bravura, lejos de ser un concepto elemental, está compuesto por una serie de elementos” que resumió en “la acometividad, la combatividad y la nobleza”, siendo la “acometividad y la nobleza la forma en la que la bravura se manifiesta” y la combatividad la que da “el soporte”.

Con estos parámetros, el investigador Ortiz Trixac ha realizado un estudio sobre la evolución de los distintos tipos de toros a lo largo de la historia del toreo, extrayendo como conclusión que a lo largo del siglo XX “la acometividad no ha hecho más que caer, mientras que la nobleza y la combatividad han crecido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *