Una científica halla novedades tecnológicas en la búsqueda de fragancias para la ropa

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

La graduada de la Universidad de Navarra en Farmacia y Nutrición Humana y Dietética Dolores Vila López ha explicado que “las nuevas técnicas permiten capturar el olor en la ropa, para que cuando ésta se frote o alguien te abrace se vuelva a tener esa sensación de recién lavada que se produce al romperse las cápsulas que liberan la fragancia”.

Dolores Vila, trabaja como evaluadora de perfumes para productos de ropa en International Flavors & Fragrances (IFF) y es diseñadora de fragancias. Desarrolla su actividad en el centro creativo que tiene en Holanda la segunda multinacional más importante en la producción de perfumes y aromatizantes. Según apunta, el seguimiento de las tendencias les ha llevado a diseñar fragancias cada vez más ligadas a la intensidad de los olores de distintas flores.

“Actualmente, las rosas se encuentran en boga con la vuelta de la feminidad, mientras que en la década de los 90, unos gustos más minimalistas pedían perfumes más ligeros”, comenta.

Por otra parte, se refiere al componente emotivo del aroma que desprende la ropa: “Nos puede recordar la primavera, el mar y mil sensaciones. Por eso se buscan fragancias únicas que enamoren a la gente”. Según la antigua alumna de la Facultad de Farmacia, este hecho explica que pueda haber diferencias en el perfume de un mismo detergente en un país mediterráneo y en otro nórdico.

Dolores Vila cursó un máster en Márketing y Dirección Comercial en España y otro en Cosmética y Fragancias en una escuela de negocios situada en Versalles, donde se han formado muchos de los perfumistas más conocidos. Sin embargo, subraya la importancia de la carrera de Farmacia en su trayectoria profesional.

“Tener nociones de Galénica y de Química -indica- ayuda a comprender mejor la naturaleza de los productos para prever si se adecuarán al diseño de fragancia escogida para éstos por los clientes. Además, la licenciatura da una formación multidisciplinar clave en el contexto del mercado laboral actual”.

Asimismo, destaca las experiencias que obtuvo en las prácticas que realizó en farmacias durante varios veranos de la carrera. “Escuchar a mucha gente genera un hábito para entender a las personas. Hoy es fundamental para mí comprender la sensación que busca un cliente en su ropa y ser capaz de traducirla en una fragancia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *