“El diagnóstico de cáncer ya no es un diagnóstico de muerte”

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El profesor del New York University Medical Center, Ángel Pellicer, afirmó hoy en Santander que “el diagnóstico de cáncer ya no es un diagnóstico de muerte”, porque actualmente se curan el 50 por ciento de los tumores.

Pellicer se pronunció así en una rueda de prensa con motivo de su participación en la Escuela de Biología Molecular “Eladio Viñuela”. “De la Biología Molecular a la Biomedicina”, que se imparte en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la que destacó que gracias a los avances en la investigación y el diagnóstico precoz, la mortalidad del cáncer ha disminuido en los últimos años.

El profesor indicó que ahora se está buscando la cura al otro 50 por ciento de cánceres sin solución por ser detectados tarde, por características biológicas o porque las terapias actuales no surten efecto.

Al respecto, afirmó que la “bala mágica va a ser difícil”, y apuntó que la cura será “una conjunción” de técnicas. “Lo relevante es conocer las moléculas importantes en el desarrollo del cáncer. Las terapias dirigidas cada vez van a ir buscando más dianas y la solución se encontrará en un futuro no demasiado lejano”, aseguró.

En este sentido, indicó que algunos investigadores hablan de conseguir que el cáncer llegue a ser una enfermedad crónica, como ha sucedido con el sida.

Pellicer explicó que aunque históricamente se pensaba que los factores ambientales eran determinantes en el cáncer, los estudios moleculares han revelado la “mayor incidencia e importancia” de los factores heredados. De hecho, la mayoría de los cánceres no están causados por agentes externos, a excepción de los provocados por el tabaco (pulmón, laringe, páncreas, etcétera).

Al respecto, subrayó que conocer los genes que se alteran y hacen que la célula se convierta en tumoral permite diseñar terapias que los bloqueen. Ello se puede hacer con moléculas bloqueantes, anticuerpos, terapia génica, etcétera.

En este punto, el doctor consideró que el tratamiento “más prometedor” y “con mayores posibilidades”, en función del número, son las pequeñas moléculas, aunque reiteró que “lo que conducirá al éxito” es la “conjunción de todas las aproximaciones”.

También señaló que en los últimos años se ha producido un “cambio de perspectiva”, al haberse constatado que las células que mantienen el crecimiento del tumor son las células madre tumorales, de forma que habrá que diseñar una terapia dirigida a las alteraciones de las células madre.

UNA ENFERMEDAD DE LA TERCERA EDAD.

Por otra parte, Pellicer subrayó que el cáncer es “una enfermedad de la tercera edad”, pues cuantos más años se viven, más posibilidades hay de padecerlo. Por ello, hay más cáncer en el mundo desarrollado, donde la gente vive más tiempo, y por tanto, acumula mutaciones en sus genes.

Sin embargo, Pellicer aseveró que en los últimos años no se ha producido un incremento “importante” de la incidencia del cáncer, con la excepción de los cánceres producidos por el tabaco.

En cuanto a las vacunas, apuntó que no todos los cánceres están producidos por virus, aunque en casos como el melanoma se han logrado vacunas “con un éxito relativo”. Como ejemplos de vacuna, aludió a la de cuello de útero y su importancia para los países subdesarrollados donde la mortalidad por esta causa es alta, y la de la hepatitis B, que puede derivar en cáncer de hígado, posibilidad que se reduce con la vacuna.

(EUROPA PRESS SALUD)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *