Un grupo de historiadores de la UIB excavará para encontrar los restos del Infante Jaume IV en un convento de Soria

PALMA DE MALLORCA, 17 (EUROPA PRESS)

El director del Proyecto Jaume IV e historiador de la UIB, Gabriel Ensenyat, y la arqueóloga del mismo proyecto, Helena Inglada, comparecieron hoy en rueda de prensa junto al Conseller de Presidencia, Cosme Bonet, para dar a conocer los trabajos de investigación sobre el posible hallazgo del cuerpo del Infante Jaume IV (1337-1375), fallecido durante su exilio en Soria y enterrado en el Convento de San Francisco.

La investigación comenzó, según manifestó Ensenyat, por el descubrimiento del testamento del Infante, datado en Soria. El punto de partida para este grupo de historiadores fue el de intentar adivinar si quedaban restos de algún personaje significativo enterrados en el convento, actualmente devenido en solar.

Para Inglada, lo más importante consiste “en constatar” que el cadáver de Jaume IV todavía sigue enterrado allí. “Al hacer la prueba del georadar -aparato que envía señales sónicas al subsuelo que marcan diferencias de densidad-, éste confirmó que había una especie de cripta. Ahora, el siguiente paso es asegurar que la cripta existe y localizarla con más certeza”, expresó.

Tanto Ensenyat como Inglada agradecieron a la diputación de Soria y a la Junta de Castilla y León que les permitiera hacer este trabajo en el solar que antes ocupaba el convento, por ello señalaron que la excavación, que comenzará entre septiembre y octubre, “debe ser” lo menos agresiva posible.

Sobre los posibles resultados, Inglada señaló que caben tres posibilidades, encontrar la tumba perfectamente identificada; encontrar varias tumbas sin especificar, en cuyo caso, si son pocas, harían la prueba del carbono 14; o encontrar muchas tumbas sin identificar, que haría que se suspendiera el proyecto.

Asimismo, la arqueóloga expuso que, en caso de encontrar el cadáver de Jaume IV, “todavía” no se plantea la posibilidad de trasladar los restos a Mallorca, “aunque es una puerta abierta” el Proyecto Jaume IV no recoge esta opción.

Jaime IV, hijo y sucesor de Jaime III de Mallorca, se convirtió, en rey nominal de Mallorca después de que su padre muriera en la batalla de Llucmajor (1349). Tras esta batalla, Pedro el Ceremonioso le hizo prisionero, primero en el castillo de Játiva y, luego, en el Castell Nou de Barcelona, hasta que en 1362 consigue huir. En 1375 se trasladó exiliado a Soria, donde murió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *