La torre medieval hallada en Doñana fue utilizada como mazmorra para los presos que trasladaban hasta Almonte (Huelva)

HUELVA, 10 (EUROPA PRESS)

Los muros del Palacio de Doñana han dejado al descubierto la que parece ser la primera prueba de la presencia humana en el espacio natural en la Edad Media, una torre medieval, que según el estudio, fue utilizada como mazmorra para los presos que trasladaban desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) hasta Almonte (Huelva) y que actualmente se utiliza como almacén de grano.

Según explicó hoy el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en un comunicado, el hallazgo data del año 1416 y fue la base a partir de la cual se construyó, en el último tercio del siglo XVI, el Palacio de Doñana.

Los autores del hallazgo, Juan Luis Carriazo, de la Universidad de Huelva, y Héctor Garrido, de la Estación Biológica de Doñana, en Sevilla, señalaron que “los archivos históricos hablan de la existencia de actividad económica en el coto durante la Edad Media, aunque hasta la fecha no se habían encontrado restos de construcciones que lo corroboraran”.

Según Garrido, la investigación, basada en planos del siglo XVIII hallados en el Archivo Ducal de Medina Sidonia, apunta que “la torre era una fortificación al uso de la época, que se utilizaba en buena medida como mazmorra en el traslado de presos y servía, además, como lugar seguro donde custodiar objetos de valor en el viaje a caballo desde Sanlúcar de Barrameda hasta Almonte, por la vía pecuaria que une ambas poblaciones y que en la actualidad forma parte del camino del Rocío”.

Por otro lado, el Palacio de Doñana se construyó en el último tercio del siglo XVI por orden del séptimo duque de Medina Sidonia, para su esposa, Ana Gómez de Mendoza y Silva, hija de la Princesa de Éboli, una de las mujeres más influyentes de la corte de Felipe II y antes del descubrimiento se sospechaba de la existencia de esta torre por las referencias en los archivos históricos, ya que “aparecía reflejada en unos planos del siglo XVIII encontrados en el Archivo Ducal”.

Según los autores del hallazgo, los primeros análisis “parecen indicar que la mazmorra permaneció cerrada mucho tiempo porque la puerta y la ventana que tiene en la actualidad se abrieron en 1965”, a lo que añadieron que durante la obra “se descubrieron dos cadáveres que alentaron una leyenda según la cual la mazmorra era el lugar donde las cortesanas del palacio encerraban a sus amantes hasta dejarlos morir”.

La torre aporta “una pista para comprender las tensiones políticas y territoriales entre los señores medievales de la provincia de Huelva, y abre nuevas posibilidades de investigación y revisión de documentos”, subrayó Carriazo.

Este descubrimiento verá la luz en el segundo curso de verano que en el mes de julio imparte la Universidad de Huelva en Almonte e informa sobre Doñana y su patrimonio histórico, que realiza “un recorrido por las huellas del pasado de lo que hoy es el Parque Nacional, con un enfoque interdisciplinar y aportaciones de historiadores, arqueólogos, arquitectos y naturistas”, según explicaron los organizadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *