Soria aboga por políticas que conduzcan a un uso racional del agua y asegura que “es momento de actuar”

Barreda lamenta que Castilla-La Mancha sea la única comunidad autónoma que sufre los trasvases

ZARAGOZA, 25 (EUROPA PRESS)

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, resaltó hoy, durante los actos institucionales del Día de Honor de Castilla-La Mancha en la Expo de Zaragoza 2008, que “es momento de actuar” y llevar a cabo políticas que conduzcan a un uso racional del agua, ya que “es un elemento esencial y todos reconocemos los riesgos relacionados con su escasez”.

De este modo, Soria se mostró satisfecho de ser el anfitrión de una Comunidad Autónoma de la que dijo sentir “especial predilección” debido a que “sabe gestionar muy bien sus recursos hídricos” y aseguró que el agua ha jugado un papel trascendente en la economía “pero se encuentra desigualmente distribuido en España”.

Asimismo, recordó la inevitable relación entre el agua y la industria, así como entre el agua y la energía, y por ello apostó por incorporar a la vida de los seres humanos ciertos hábitos, “como por ejemplo cerrar el grifo cuando nos lavamos los dientes”, con el objetivo de ahorrar agua.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró hoy que la representación social y política congregada en los actos de celebración del Día de Honor de la región en la Expo de Zaragoza 2008 simboliza “una muestra más de que el tema del agua es absolutamente fundamental en la vida de los seres humanos” y una “verdadera prioridad para Castilla-La Mancha”.

Asimismo, puso de manifiesto que “con mucha frecuencia, en Castilla-La Mancha sufrimos graves problemas de escasez de agua y, lamentablemente, no es un problema coyuntural que ocurre de vez en cuando, sino de manera permanente”. “Formamos parte de la España seca”, señaló Barreda.

De este modo, resaltó que Castilla-La Mancha es “la única comunidad autónoma que sufre los trasvases”, como consecuencia de la “faraónica” construcción realizada en el tardofranquismo, con la que “no se pararon a pensar en el interés conjunto del territorio, sino en otro tipo de consideraciones”.

El trasvase Tajo-Segura, llevado a cabo a través de 500 kilómetros “sin dejar ni una sola gota de agua en el camino y atravesando tierra seca, lo han sufrido sobre todo los pueblos ribereños que verano tras verano la veían pasar sin poder utilizarla y mientras tenían que ser abastecidos con cisternas”, dijo.

ES INSOPORTABLE.

“Esto es insoportable en el siglo XXI”, expresó el presidente del Ejecutivo regional, quien dijo que “por eso planteé la necesidad de que Castilla-La Mancha utilizase inmediatamente el agua y la infraestructura del Tajo-Segura”.

La fecha para la caducidad del trasvase, reflejada en el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha para 2015, se decidió –apuntó– por varias razones: “Porque estarán en vigor las desaladoras que podrán abastecer agua al levante liberando el caudal que ahora piden, porque hay que poner de manifiesto la prioridad de las cuencas cedentes, y porque hay que cumplir las directrices marco europeas que hablan de la cantidad y la calidad del agua”.

De este modo, señaló que Castilla-La Mancha forma parte del todo “y como su representante no pierdo la perspectiva del conjunto”. “No voy a negar agua para beber a otros españoles que lo necesiten, por eso resalto que agua para todos sí, agua para todo no. Agua para beber sí, agua para un desarrollo insostenible: de ninguna manera”.

En este sentido, advirtió de que como compatriotas “debemos compartir el agua”, pero esto, dijo, “exige un esfuerzo de racionalización y ponernos de acuerdo con un denominador común”. Por tanto, reclamó un “trato igualitario” para asegurar todos los servicios básicos y todas las oportunidades de crecimiento y desarrollo para Castilla-La Mancha, y “la escasez de agua no puede ser un factor limitante de nuestro desarrollo”.

IZADA DE BANDERA.

Previamente tuvo lugar la izada de bandera de la región, con la presencia de múltiples personalidades de la vida política y social de Castilla-La Mancha, como el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Jesús Bárcenas; el secretario regional de UGT, Carlos Pedrosa; el presidente del Consejo Económico y Social, Juan Antonio Mata; el presidente regional de la Cámara de Comercio, Fernando Jerez; y el presidente de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, Francisco José Rivas.

Asimismo, asistió el cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares; el consejero de Sanidad, Roberto Sabrido; la vicepresidenta segunda y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo; la secretaria de la Mesa de las Cortes de Castilla-La Mancha, Matilde Valentín; el secretario regional del PP, Vicente Tirado; el presidente de la Federación de Empresarios de Toledo, Ángel Nicolás, o los diputados regionales del PP, Leandro Esteban y del PSOE, Patrocinio Gómez, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *