Una nueva técnica permite diagnosticar en fase precoz casos de cáncer oral en la consulta del dentista

VALLADOLID, 23 (EUROPA PRESS)

Una nueva técnica conocida como CDx permite diagnosticar en fase precoz y con una eficacia del 90 por ciento determinadas lesiones que pueden ser potencialmente malignas en relación con el cáncer oral desde la consulta del dentista. La importancia de este nuevo sistema, desarrollado por las clínicas Soloimplantes, radica en que el 80 por ciento de las lesiones en mucosas y encías tiene capacidad de degenerar en lesiones cancerígenas, según explicaron a Europa Press fuentes de la compañía.

“La técnica utiliza una muestra de tejido de la boca recogido mediante una simple fricción con un pequeño cepillo y una torunda durante menos de cinco minutos y sin molestias para el paciente. Esta muestra se envía a un laboratorio de Estados Unidos de donde llegan los resultados para conocer el grado de malignidad de la lesión”, explicó la cirujano dentista y directora general de la clínica, Carolina Benalal.

El cáncer oral o bucal compromete generalmente el tejido de los labios o la lengua y también puede ocurrir en el piso de la boca o en las glándulas salivales, en el revestimiento de las mejillas, las encías o el paladar (bóveda palatina). La mayoría de los cánceres orales lucen muy similares bajo el microscopio, son llamados carcinomas escamocelulares, son malignos y tienden a diseminarse rápidamente.

Aunque la mayoría de los pacientes que desarrollan cáncer oral son fumadores habituales, lo cierto es que más del 25 por ciento de ellos no fuman, de hecho uno de cada cuatro castellanoleoneses afectados por esta enfermedad no es fumador.

Los expertos estiman que cada año se diagnostican una media de 60-70 tumores de cavidad oral al año por millón de habitantes, lo que supone una incidencia de 6 casos por cada cien mil habitantes y año. Este tipo de carcinoma afecta fundamentalmente a varones entre los 45 y los 65 años, con una mayor incidencia alrededor de los 60 años. Es más frecuente en el sexo masculino, con una relación varón/mujer de 1″5-3″5, variable según las distintas series mundiales. No obstante, la incidencia en el sexo femenino va en aumento debido a la mayor incidencia de mujeres fumadoras, añadieron.

Las mismas fuentes explicaron que junto con el consumo de tabaco, su abuso combinado con alcohol ejerce un efecto potenciador del riesgo a desarrollar un cáncer de cavidad oral, aunque es necesario prevenir en todos los pacientes, incluyendo también los no fumadores y no bebedores, precisó la doctora Benelal.

Existen además otros factores que se han relacionado con la aparición de un cáncer de la cavidad oral, como son “la pobre higiene bucal, el uso de prótesis dentales defectuosas, infecciones víricas o deficiencias alimenticias”, explica la doctor Carolina Benalal, cirujano dentista y directora general de Soloimplantes*.

IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO

A pesar de que la cavidad oral es una zona fácilmente accesible a la exploración, el período medio de tiempo que pasa entre el comienzo de los síntomas y la consulta al médico especialista es de unos cinco meses, por lo que más del 50 por ciento de los pacientes presentan lesiones avanzadas -en estadio IV- en el momento del diagnóstico, una circunstancia que disminuye “drásticamente” el porcentaje de supervivencia “aunque se apliquen todas las medidas terapéuticas disponibles”.

De hecho, según matizó, si se detecta a tiempo, el cáncer oral tiene solución en nueve de cada diez casos, pero la supervivencia del paciente a los cinco años es menor del 40 por ciento cuando el tumor aparece ya invadiendo estructuras de la cavidad oral, hueso, musculatura o piel. “De ahí la importancia de detectar las lesiones potencialmente cancerígenas lo antes posible”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *