Granada.-Hallan en la Alhambra un tramo de la Acequia Real “determinante” para estudiar el sistema hidráulico de la zona

El sultán Muhamad I ordenó la construcción de esta infraestructura a fin de contar con un sistema de suministro de agua permanente

GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)

El Patronato de la Alhambra y el Generalife ha hallado durante la rehabilitación del pavimento del Paseo de los Cipreses un tramo de la Acequia Real, principal medio de abastecimiento hidráulico de la Alhambra construido durante el periodo nazarí, que se encuentra a 1,5 metros por debajo de la superficie y que resulta “determinante para el conocimiento exacto” del trazado del sistema hidráulico a la ciudad palatina.

Así lo explicó hoy a los periodistas la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, quien manifestó su “satisfacción” por este hallazgo arqueológico, a partir del cual se pondrá en marcha un plan de investigación “más comprometido” en lo que al sistema de distribución del agua en este sector se refiere.

“La Acequia Real canalizaba aguas desde el río Darro, situado a seis kilómetros de distancia y las conducía a la Alhambra a través de las huertas del Palacio del Generalife”, explicó Villafranca, quien manifestó la intención del Patronato de integrar visualmente estos restos arqueológicos en el intinerario de visita del conjunto monumental.

Fue Muhamad I, primer sultán nazarí que comenzó a edificar la Alhambra en el siglo XIII, quien ordenó la construcción de esta acequia a fin de crear un sistema de suministro de agua permanente.

A partir de este momento, la acequia se convirtió en el eje vertebrador del poblamiento de la Alhambra, quedando divida en la época nazarí en dos ramales antes de su entrada al Generalife, tales como el del “Tercio”, que circulaba a mayor altura, y la Acequia Real –también llamada de “Dos Tercios”–, con una trayectoria más baja. Los nombres de ambas conducciones se relacionaban con la proporción de agua que recibía cada una.

La Acequia Real abastecía primero al Generalife y a sus huertas, y después a los palacios, baños, mezquitas, casas, pilares, aljibes y jardines, mientras que otro ramal de esta acequia también suministró agua a a algunos barrios de la ciudad de Granada.

TRANSFORMACIONES TRAS LA CONQUISTA CRISTIANA.

Tras la conquista cristiana la acequia musulmana fue sustituida por otra excavada en la tierra y reforzada con piedras en la base y en los laterales. A lo largo de la época moderna, la acumulación de limos arrastrados por el agua provocó que el cauce se fuera elevando hasta el nivel de la acequia actual, que discurre a 0,5 metros con respecto a la superficie. La construcción del Paseo de los Nogales en el primer tercio del siglo XX, obligó a la cubrición con una bóveda de ladrillo para salvar el sistema hidráulico.

Según indicaron fuentes de la Alhambra, las excavaciones que el Servicio de Conservación del Patronato están efectuando en el Paseo de los Nogales “están permitiendo un mejor conocimiento de la Acequia Real y de su proceso evolutivo desde su construcción hasta la actualidad”.

El Patronato de la Alhambra y el Generalife ha divido en dos fases las obras de rehabilitación del pavimento del Paseo de los Nogales, cuyo presupuesto asciende a 755.850 euros y de ejecución de doce meses. La primera, que comenzó el pasado 29 de enero, ha comprendido desde el pabellón de acceso hasta el Paseo de los Cipreses –donde se han encontrado los restos–, mientras que la segunda abarca el final del paseo paralelo al Teatro del Generalife, que finaliza en la llamada en su día Paseo de Los Nogales

Aunque el proyecto de intervención no ha finalizado, con motivo de la celebración del Festival Internacional de Música y Danza se abrirá provisionalmente al público el Paseo de Los Cipreses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *