España es una potencia mundial en arqueología submarina, disciplina que es “la gran desconocida”

“Los tesoros son escasos, no hay muchos naufragios, pero sí excesivos piratas”, afirman los expertos

SANTANDER, 20 (EUROPA PRESS)

El subdirector general de Protección del Patrimonio de Ministerio de Cultura, Luis Lafuente, afirmó hoy que España es una potencia mundial en arqueología submarina, pese a que esta disciplina es “una gran desconocida”.

Lafuente realizó estas declaraciones en rueda de prensa, con motivo de su participación en el curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) “Tesoros, naufragios y piratas: la conservación del patrimonio cultural subacuático”.

El responsable ministerial también señaló que en la actualización de la Ley de Patrimonio Histórico, prevista por el Ministerio de Cultura, se dará al patrimonio subacuático “la importancia que tiene desde el punto de vista jurídico”, lo que fomentará su conservación y protección.

Además, se pretende dar “independencia” en la regulación a la arqueología subacuática –que actualmente está regulada como la terrestre–, importancia a la arqueología de agua dulce, y recoger expresamente los principios jurídicos de la Convención de la Unesco.

Por su parte, el director del Museo Nacional de Arqueología Marina, Rafael Aznar, señaló que en septiembre se inaugurará la nueva sede del Museo Nacional de Arqueología Subacuática, que será “el primer museo del mundo” dedicado a esta disciplina, además de centro de investigación.

Aznar destacó que España ha sido el segundo país del mundo en desarrollar la arqueología científica, tras Francia, pues lleva “medio siglo” dedicado a esta materia. Al respecto, también subrayó que el país es “una potencia a nivel internacional en cuanto a instituciones y personas” dedicadas a la conservación del patrimonio, lo que hace que pueda dar “respuestas científicas” a su patrimonio.

TESOROS Y PIRATAS.

Por otra parte, ambos ponentes aludieron al título “pensado” del curso en el que toman parte en la UIMP y aclararon que “los tesoros son escasos, no hay muchos naufragios, pero sí excesivos piratas”, donde reclamaron la necesidad de disponer de una política de conservación del patrimonio submarino, al tiempo que subrayaron la contraposición de la “realidad científica” de la arqueología submarina con las ideas románticas asociadas a ella.

En este sentido, Lafuente afirmó que “sí hay tesoros”, pero matizó que para la arqueología submarina es “más importante” el barco fenicio de Mazarrón, “el barco entero más antiguo del mundo”, que el tesoro del Odissy, porque sobre el primero no existe documentación pero “sí la hay sobre las monedas de oro”.

En cuanto a los piratas, explicó que se intenta “acabar con los cazatesoros”, y subrayó que aunque el patrimonio cultural de determinadas piezas “sea de España por la historia, pertenece a toda la humanidad. Se trata de conservarlo y mantenerlo para el disfrute de todos; lo que no puede ser es apropiarse de él para enriquecerse”, declaró.

Por otra parte, Lafuente destacó “el espaldarazo” del Plan Nacional para la protección del patrimonio submarino, así como la dotación económica “especial” del Ministerio de Cultura, que este año asciende a 600.000 euros para protección de dicho patrimonio, y 500.000 para actos jurídicos –donde aludió al caso Odissey– y que en 2009 se duplicará.

CANTABRIA.

A preguntas de los periodistas, el subdirector general de Protección del Patrimonio indicó que la actividad subacuática en Cantabria se realiza “desde hace muchos años” y señaló que actualmente se está trabajando en la carta arqueológica del litoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *