Medio Ambiente confirma la reproducción de un lince de Sierra Morena en el Espacio Natural de Doñana

Análisis genéticos han confirmado la paternidad de “Baya”, trasladado desde Sierra Morena, sobre al menos dos camadas de Coto del Rey

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente ha confirmado hoy la reproducción de un lince de Sierra Morena en el Espacio Natural de Doñana al comprobarse la paternidad de “Baya”, el macho trasladado a Sierra Morena, sobre, al menos, dos camadas del núcleo lincero de Coto de Rey. Con ello, ha quedado consolidada la medida experimental puesta en marcha por la Consejería de Medio Ambiente en el marco actual del proyecto Life-Lince para el reforzamiento del lince ibérico en el Espacio Natural de Doñana.

En un comunicado, la Consejería indicó que los recientes análisis, que han comparado el ADN de los cachorros con los adultos a los que se les presuponía la paternidad, los ha realizado el equipo de trabajo que dirige el doctor Godoy, científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Estación Biológica de Doñana (EBD). Estas pruebas han confirmado que “Baya”, el macho trasladado desde Sierra Morena a Doñana, es el padre de las dos camadas de linces alumbradas en la zona de su suelta.

Los estudios genéticos han verificado las primeras estimaciones del equipo Life-lince y, por tanto, la paternidad de “Baya”, el primer lince trasladado desde la población de Sierra Morena al Espacio Natural de Doñana sobre las camadas de “Viciosa” y “Wari”, dos hembras que habitan en la zona de Coto del Rey, el más afectado por el brote de leucemia felina –ya superado– que sufrió Doñana.

Como consecuencia de esta enfermedad, Coto del Rey se quedó con tres hembras reproductoras que, sin embargo, no tenían macho con el que aparearse, hecho que adelantó el reforzamiento poblacional previsto en otra zona de Doñana.

Concretamente, “Baya” ha sido padre de al menos siete cachorros: tres de la camada que ha tenido con “Viciosa” (que actualmente atraviesan la etapa crítica de su desarrollo) y otros cuatro con “Wari”, de los que no se tienen noticias desde la última inspección. “Rayuela”, la otra hembra de Coto del Rey también dio a luz un cachorro que no se localizó y que, previsiblemente, también es hijo de “Baya”.

PRIMERAS CAMADAS MIXTAS EN LIBERTAD.

La confirmación de la paternidad de “Baya” ha sido posible gracias a la colaboración entre la Junta de Andalucía y el CSIC que permite poner al servicio del felino más amenazado del planeta los últimos avances en materia genética.

Este hecho supone un “doble éxito” de conservación del lince ibérico, afirmó Medio Ambiente, ya que, además de certificar el éxito de esta experiencia (que se ha llevado a cabo por primera vez en el mundo con esta especie), abre una línea de trabajo especialmente valiosa gracias a la mezcla de sangres entre linces de Sierra Morena y Doñana. Y es que los cachorros de “Wari” y “Viciosa” se han convertido en las primeras camadas mixtas que nacen en libertad, algo que ya se consiguió en el programa de cría en cautividad, concretamente en El Acebuche.

Estos nuevos cachorros aumentan la diversidad genética precisamente en el núcleo que presenta más debilidades en este aspecto, ya que la pérdida de variabilidad genética que causa el aislamiento y la reducción de poblaciones es una de las mayores amenazas para la supervivencia del lince.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *