La Policía Foral de Navarra investiga la muerte de 37 milanos negros en el entorno de un vertedero en Tudela

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

Agentes de la División de Protección del Medio Ambiente de la Policía Foral están investigando la causa de la muerte de 37 milanos negros -especie rapaz con el nivel máximo de protección- ocurrida a finales de mayo en las cercanías de la planta de tratamiento de residuos de “El Culebrete”, en el término municipal de Tudela.

Los policías investigadores han remitido muestras para su análisis al Laboratorio de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza, con objeto de determinar la posible relación entre la mortandad de las aves con el proceso de desratización llevado a cabo en el perímetro de la planta de envases, donde se almacenan toneladas de residuos a la espera de ser tratados, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Esta planta recibe diariamente más de 90 toneladas de material de desecho procedente de la ribera de Navarra, Ribera Alta y valle de Aragón.

La actuación comenzó el pasado 20 de mayo, cuando una patrulla de la División de Medio Ambiente de la comisaría de Tudela descubrió en su patrullaje la presencia de varios ejemplares de milanos negros muertos en un dormidero situado a menos de 500 metros de la planta de reciclaje de residuos sólidos de la Mancomunidad de la Ribera.

En días sucesivos la mortandad siguió creciendo hasta alcanzar la cifra total de 37 ejemplares. Además, los agentes rescataron dos milanos negros afectados presumiblemente por el mismo motivo y los trasladaron al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Ilundain, donde fueron desintoxicados antes de su puesta en libertad.

La muerte de los rapaces ha coincidido en el tiempo con un plan de choque de desratización realizado por una empresa tudelana entre el 17 y el 21 de mayo. Los agentes determinaron que la colocación del veneno se realizaba de forma poco selectiva, por lo que podía afectar no solo a las ratas, sino también a otro tipo de fauna que frecuenta la zona. También están abiertas otras líneas de investigación, a la espera del resultado analítico de las necropsias.

El Grupo Central de Investigación de la División de Protección del Medio Ambiente de la Policía Foral se ha encargado de elaborar el atestado por un presunto delito contra el medio ambiente, diligencias que han sido remitidas a un juzgado de Tudela y a la Fiscalía de Medio Ambiente.

Los agentes han recabado y adjuntado las pruebas, a la espera del dictamen del laboratorio toxicológico, que determinará la causa final de la muerte de las rapaces. Cuando los agentes percibieron la posible relación entre el proceso de desratización y la muerte de milanos retiraron todas las trampas con veneno y a partir de ese momento cesaron los episodios de mortandad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *