Las lluvias y el precio de CO2 reducen por primera vez las emisiones de las eléctricas, según WWF/Adena

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Las abundantes precipitaciones del mes de mayo y el precio de la tonelada de CO2 (26 euros por tonelada) han permitido que por primera vez se hayan reducido sustancialmente las emisiones de CO2 del sector eléctrico, que en los primeros cinco meses del año son un 10 por ciento inferiores que en el mismo periodo del año pasado, según relevan los datos para el mes de mayo del Observatorio de la Electricidad de WWF/Adena.

Así, la Península ha obtenido calificación B (reducción sustancial respecto al año de referencia) en cuanto a emisiones de CO2 se refiere. En concreto, se han reducido un 37,1 por ciento respecto a la media del período de referencia (2003-2005). Estas cifras se deben a una menor utilización de las centrales de carbón y también a un mayo uso de la energía hidroeléctrica.

Así, se ha conseguido que la intensidad de carbono por megavatio/hora (MWh) producido sea de 225 kilogramos, la cifra mensual más baja desde el año 1997. Además, la energía eólica ha producido el 7,3 por ciento de la electricidad del sector eléctrico peninsular mientras que la hidráulica ha subido desde un 4,3 por ciento de febrero a un 13,1 por ciento en mayo. Junto con ello, la exportación neta de generación eléctrica ha sido de 3,4 por ciento. “Sin embargo, la cara negativa es que se sigue aumentando a un ritmo alarmante la generación de electricidad (5,3 por ciento acumulado hasta ahora), muy por encima del crecimiento de la economía española. Por esta razón, WWF/Adena hace un llamamiento a un uso racional de la electricidad, recordando que ahorrarla es cosa de todos”, señala experto de WWF/Adena en Energía y Cambio Climático,Heikki Willstedt.

En este sentido, advierte de que se prevé un fuerte aumento en la venta de nuevos televisores planos ante la Eurocopa de fútbol y los Juegos Olímpicos, cuando éstos pueden consumir entre el doble y el cuádruple de electricidad que los convencionales. En España, se prevé la venta de casi cuatro millones de televisores planos nuevos este año.

“Encendidos todos al mismo tiempo, consumirían la producción de una central nuclear (o dos de gas natural, con una potencia total aprox. de 1 GWh) y podrían incrementar por sí solos el consumo horario del sector eléctrico entre un 1,5 y un 2 por ciento respecto al año pasado”, señala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *