El mundo necesita gastar 29 billones de euros para reducir a la mitad las emisiones contaminantes

La AIE pide “una revolución tecnológica” para alcanzar este objetivo de cara a 2050

LONDRES, 6 (EUROPA PRESS)

El mundo necesita invertir cerca de 45 billones de dólares (29 millones de euros) en nuevas tecnologías ecológicas durante los próximos 40 años para reducir a la mitad las emisiones contaminantes de cara a 2050, según los cálculos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Esta inversión, la mayor parte necesaria para acelerar el desarrollo de nuevas tecnologías como las células de hidrógeno y el almacenamiento de carbono, alcanzaría el 1,1% de la producción económica anual del mundo y es equivalente al Producto Interior Bruto (PIB) de Italia.

Sin embargo, la AIE sostiene que esta cifra podría obtenerse a partir de una reorientación de la actividad económica y el empleo y que no tendría porqué implicar necesariamente un recorte del PIB mundial.

El director ejecutivo de la agencia, Nobuo Tanaka, clamó a favor de una “revolución tecnológica” durante la presentación del informe, ya que es necesaria “una completa transformación de las vías de producción y uso de la energía”, declaró.

EL 60% DE LAS INVERSIONES A PAÍSES EMERGENTES.

El 60% de las inversiones necesarias deberían ser realizadas en los países de economía emergentes, según Tanaka, que recordó los desacuerdos existentes sobre quién debe pagar estas inversiones fue lo que bloqueó la firma de acuerdos de recorte de emisiones por parte de China, India y otros países en desarrollo.

Concretamente, la agencia habla de que para lograr este objetivo de recorte de emisiones es necesaria la construcción de 32 nuevas centrales nucleares y 17.500 areogeneradores al año, además de equipar a 35 centrales eléctricas con equipamiento de captura y almacenaje de emisiones de carbono.

Además, Tanaka cifró en “cerca de 1.000 millones” los vehículos que deberán funcionar con células eléctricas y de combustible de cara a 2050.

El Panel Internacional sobre el Cambio Climático, organismo asesor de las mayores economías mundiales, concluyó el pasado año que las emisiones de CO2 tendrían que retroceder entre un 50% y un 85% hasta 2050 para prevenir que la temperatura global aumente más de un 2% o un 2,4%.

Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá son los países del G-8 que se han incorporado al objetivo de reducir las emisiones contaminantes a la mitad, aunque Rusia y EEUU aún no han firmado este compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *