Un grupo de científicos transforma células madre embrionarias en cardíacas

WASHINGTON, 25 (Reuters/EP)

Un grupo de científicos anunció ayer que logró que células embrionarias humanas se conviertan en tres de los tipos más importantes de células del corazón y señaló que las trasplantaron en ratones, donde lograron mejorar la función cardíaca de estos roedores.

Los resultados del estudio, publicado en la revista Nature, demostraron que los científicos pueden crear eficazmente distintos tipos de células cardíacas humanas para usarlas en investigaciones básicas y clínicas.

Los investigadores explicaron además que a corto plazo podrían ser usadas para probar cómo responden las células cardíacas a diferentes medicamentos. A largo plazo, las células serían útiles para desarrollar nuevas formas de reparar los corazones dañados tras un infarto.

USO DE CÉLULAS MADRE

El estudio marca el último paso hacia la posibilidad de usar células madre embrionarias, que son células primitivas del cuerpo que pueden transformarse en cualquier célula o tejido, y que son utilizadas con fines curativos.

Los científicos canadienses, estadounidenses y británicos manifestaron que tuvieron éxito en el laboratorio a la hora de hacer que las células madre embrionarias se conviertan en las células cardíacas primitivas, es decir en células no especializadas.

Los expertos lograron convertir estas células en tres tipos de células cardíacas humanas: los cardiomiocitos, que son células musculares del corazón que se contraen con los latidos, y otras dos clases llamadas endoteliales y vasculares, que generan los vasos sanguíneos en el corazón.

Cuando los científicos trasplantaron los tres tipos celulares en ratones con enfermedades cardíacas simuladas, la función del órgano mejoró, lo que brinda a los investigadores la esperanza de poder tratar corazones humanos con esta técnica.

“No somos el primer grupo que demuestra que se pueden crear células cardíacas a partir de células madre embrionarias, esto se ha hecho antes”, señaló Gordon Keller, del Centro de Medicina Regenerativa McEwen en Toronto, quien dirigió la investigación.

“Por lo tanto, ¿cuál es la diferencia aquí? Hemos tomado un enfoque más secuencial para seguir el avance de cómo las células madre embrionarias se desarrollan para crear el primer tipo de células cardíacas”, concluyó Keller.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *