Científicos del INTA acuerdan elaborar un Atlas de la radiación solar ultravioleta sobre Europa

MOGUER (HUELVA), 15 (EUROPA PRESS)

Científicos del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) han acordado elaborar próximamente un Atlas de la radiación ultravioleta sobre Europa, según las conclusiones de la reunión del comité director que ha tenido lugar en las instalaciones del INTA en El Arenosillo, en Mazagón (Huelva).

Según informó el Ayuntamiento de Moguer en un comunicado, este atlas se hará con mapas de evolución y bases de datos espectral ultravioletas, eritemática y dosis acumuladas diariamente, que “estarán a disposición los dermatólogos y otros científicos implicados en estas líneas de investigación, y que permitirán el desarrollo de políticas y herramientas de fotoprotección adecuadas para minimizar los efectos nocivos de esta radiación ultravioleta”.

Además, los 30 científicos en representación de los 23 países que participaron en este encuentro, acordaron “elaborar una lista seis laboratorios reconocidos para realizar calibraciones sobre las que referenciar los instrumentos que miden radiación solar ultravioleta en Europa, entre los que figura el que el INTA dispone en El Arenosillo, debido a sus especiales características ambientales y de instrumentación”.

Igualmente, se unificaron las bases de datos de radiación ultravioleta disponibles en Europa y se aprobó un “summer school” para el mes de septiembre en Viena sobre los efectos de la radiación ultravioleta sobre los seres vivos. Además, se aprobó la publicación de un reportaje de la campaña de calibración internacional para Dobson-Brewer y Broadband celebrada en El Arenosillo en septiembre de 2007.

Estas reuniones se celebran en el marco de congreso internacionales después de que los gobiernos de los países firmantes del acuerdo de Montreal sobre protección de la capa de ozono, conscientes del riesgo ambiental que su disminución conlleva y con el fin de tener información sobre el incremento de la radiación ultravioleta, los establecieran para estudiar su evolución a lo largo del tiempo, y así poder tomar decisiones potenciales para la prevención de sus efectos nocivos.

En el caso de la Unión Europea, se ha promocionado la creación un grupo de cooperación científica y técnica bajo el seudónimo de Acción COST-726, que fue firmada por 22 países comunitarios y dos extracomunitarios para el establecimiento de una climatología de esta radiación ultravioleta sobre Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *