Cabárceno selecciona al oso “Furaco” para inseminar a las osas asturianas “Paca” y “Tola”

Una comisión mixta de veterinarios estudió las características de quince machos adultos

OVIEDO/SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha seleccionado al ejemplar de nombre “Furaco” para inseminar a las osas “Paca” y “Tola”, después de que la “Fundación Oso” de Asturias solicitara el cese temporal de uno de sus machos para que las osas aprendan el cortejo sexual. Se trata de un macho que se calcula tiene entre doce y catorce años, y un peso de 302 kilos.

“Furaco” ha sido elegido después de varios análisis y procesos de selección, informó hoy el Gobierno. En primer lugar, una comisión mixta de veterinarios, formada por miembros del Parque cántabro y de la Universidad de León, estudiaron los datos fenotípicos, es decir, el tamaño, peso y aspecto de los animales, y el perfil hormonal y los datos cuantitativos y cualitativos de producción de esperma.

Tras comparar los datos de los últimos seis años llegaron a la conclusión de que los ejemplares más idóneos eran “Marmolillo”, “Coco”, “Furaco”, “Curro” y “Santi”. La “Fundación Oso” de Asturias recibía a comienzos de semana la comunicación certificada de Cabárceno a cerca de los cinco posibles candidatos, pero ha sido en la tarde de ayer cuando, tras comprobar el estado de los animales después de la hibernación, se ha tomado la decisión final.

El primer contacto entre los representantes de la “Fundación Oso” de Asturias y los de Cabárceno se producía a finales de 2007. En un principio, se barajó la posibilidad de someter a las osas asturianas al método de inseminación artificial desarrollado en Cabárceno, pero, debido a la avanzada edad de “Paca” y “Tola” y a su historia personal, se decidió comenzar a preñarlas con uno de los osos cántabros. Gracias a “Furaco”, las osas aprenderán el cortejo sexual y cómo han de criar a sus osos.

“PACA” Y “TOLA”.

“Paca” y “Tola” ya conocen las instalaciones de Cabárceno. Visitaron el parque durante cinco meses con motivo del derrumbe del recinto en el que vivían en Asturias. Ahora, Cabárceno vuelve a colaborar con la “Fundación Oso” para salvaguardar la especie.

La historia de estas osas marca también su reproducción. Se trata de dos ejemplares que fueron separados de su madre a las pocas semanas de nacer, por lo que no vivieron el proceso de amamantamiento y aprendizaje que, durante los dos primeros años de vida, les procura la progenitora.

El resultado son dos animales que no saben comportarse ante otros osos, y Cabárceno, con ejemplares en semi-libertad, bastante manejables para sus cuidadores, permite que “Paca” y “Tola” aprendan el cortejo sexual y cómo criar a sus oseznos.

Además, las osas tienen veinte años de edad y se estima que estos animales se pueden reproducir hasta los veinticinco, por lo que, debido a su importancia como reserva genética, los veterinarios han de aprovechar al máximo este tiempo.

OSO PARDO EN CABÁRCENO.

En el Parque de la Naturaleza de Cabárceno habitan, desde el año 1990, ejemplares de oso pardo; de hecho, fueron de los primeros animales en incorporarse a este centro que cuenta, en la actualidad, con 860 animales y 117 especies. Al día de hoy, cuida de 60 –de los que 7 nacieron el año pasado– y desarrolla un ambicioso proyecto de conservación y reproducción.

El Oso Cantábrico, una de las tres especies de oso pardo que hay en Europa, junto con el nórdico y el del Este, se encuentra en peligro de extinción, y las ejemplares asturianas “Paca” y “Tola” son las únicas representantes en cautividad. Incluso, los ejemplares de Cabárceno son fruto del cruce de osos pardos del este con osos nórdicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *