WWF/Adena asegura que la población de linces ibéricos en Doñana se encuentra en una situación de “extrema gravedad”

Pide que “urgentemente” se inicie un Plan de Emergencia que recoja medidas efectivas y revierta la situación de “declive progresivo”

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

El responsable de la Oficina de WWF/Adena en Doñana, Juanjo Carmona, aseguró hoy, tras la muerte de un ejemplar de lince en Doñana, cuyas causas aún se desconocen, que la población de esta especie que habita en en el Espacio Natural de Doñana está en una situación de “extrema gravedad”, por lo que, consideró “necesario” aplicar de manera “urgente” medidas para que la situación no sea “irreversible”.

En un comunicado, Carmona indicó que con este ejemplar macho de dos años, de nombre “Clavo”, ya son dos los felinos encontrados muertos en los primeros meses del 2008. El primero fue encontrado en febrero en el conocido como Camino del Villar, entre Bonares y Mazagón.

En concreto, Clavo ha sido encontrado en la Laguna de Santa Olalla, en el interior del Espacio Natural de Doñana, y más concretamente en la finca de la Reserva Biológica de Doñana. En esta zona, según explicó Carmona, ya fueron encontrados muertos cuatro linces en los años 80 y el último caso se dio en octubre de 2005, cuando se halló el cadáver de Lucía, una hembra de ocho años, que murió por moquillo.

Asimismo, WWF/Adena indicó que según informaciones de la Consejería de Medio Ambiente, desde el año 2000 la población de linces de Doñana se ha visto mermada en 45 ejemplares. Dicha cifra demuestra para esta asociación ecologista que, “pese a los nacimientos habidos, la situación del lince es de extrema gravedad en Doñana”.

Ante esta “continua sangría”, la organización exige a la Junta de Andalucía que, de manera “urgente”, ponga en marcha un Plan de Emergencia que recoja medidas efectivas para recuperar la población de linces de Doñana y revierta la situación de “declive progresivo” de esta población. Este plan deberá contener medidas para reducir la mortalidad no natural, un plan de movilidad sostenible y la mejora de los hábitats del lince. Además, será necesaria la creación de nuevos corredores ecológicos y la finalización de los actuales, entre ellos el Corredor Verde.

Para Carmona, “resulta inadmisible que, en uno de los lugares más emblemáticos para la biodiversidad europea y que alberga una de las dos únicas poblaciones de lince ibérico del mundo, no se haya puesto en marcha un plan de emergencia que revierta la situación de esta especie, tal y como WWF/Adena ha solicitado en reiteradas ocasiones”. “Es urgente una acción decidida por parte de las Administraciones y agentes sociales de Doñana para impedir la extinción del lince ibérico”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *