La NASA indica que Marte parece estar cubierto de cristales de sal, y restos de lagos que se secaron

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Nuevas pruebas obtenidas por la NASA indican que Marte parece estar cubierto de cristales de sal cuyo origen está en lagos que hubo en el pasado en el Planeta Rojo y que luego se secaron. Según la investigación de la agencia espacial estadounidense, el hemisferio sur tendría en su superficie mineral de cloruro que podría ser sal de mesa.

Los científicos estadounidenses creen que el mineral se formó al evaporarse el agua de lagos salados o de la tierra hace varios miles de millones de años, publica la revista “Science”, según la BBC. Las pruebas que se dan a conocer hoy se obtuvieron con una cámara que lleva Mars Odyssey, la sonda espacial de la NASA que estudia Marte desde 2002.

La cámara muestra imágenes termales del planeta para poder comprobar la distribución de los minerales en su superficie. Finalmente se encontraron unos 200 depósitos de sal, y todos se situaban en latitudes medias o bajas de los terrenos antiguos y llenos de cráteres de la zona montañosa meridional.

Los científicos explicaron también que los sedimentos, similares a las salinas de la Tierra, son un buen sitio donde buscar restos de una posible vida en Marte que podría haber quedado conservada por la sal.

El profesor Philip Christensen, de la Escuela de Exploración Terrestre y Planetaria de la Universidad de Arizona, dijo que lo que muy probablemente es mineral de cloruro “sería buena sal de mesa (cloruro sódico)”.

Señaló que muchos de los depósitos se encuentran en cuencas con canales que van hacia ellas, el tipo de rasgo característico de la existencia de flujos de agua durante años.

En declaraciones a BBC explicó: “Dos posibles mecanismos serían la evaporación de una gran masa de agua (como una salina en la tierra), o la acción capilar en el suelo que podría arrastrar agua rica en sal hacia la superficie, donde el agua se evapora dejando la sal detrás y ésta se acumula”. “Cualquiera de los dos casos es apasionante porque implicaría una gran cantidad de agua cerca de la superficie”, apuntó.

El equipo –que incluye a miembros de las universidades de Hawaii, Arizona y Stony Brook– cree que los depósitos se formaron hace 4.000 millones de años, cuando Marte tenía posiblemente un tiempo mucho más cálido.

El descubrimiento sugiere que una vez hubo gran cantidad de agua cerca de la superficie de Marte y una fuente de energía llamada luz solar, dijo Christensen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *