España va por detrás del resto de países de la UE en producción de nuevas tecnologías médicas, según SEEIC

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

España va por detrás del resto de países de la UE en producción de nuevas tecnologías médicas, según la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC), cuyo secretario general, José Ramón Román, señaló que “aunque se observa una importante mejora, España continúa presentando un importante retraso en la investigación, desarrollo y producción de equipos médicos en relación al resto de países de su entorno”, informó hoy la sociedad en un comunicado.

Además, Román explicó que mientras que en Gran Bretaña, Francia, Holanda, Alemania o Italia “existe una formación reglada desde hace más de 30 años, España sigue sin contar con una titulación propia en Ingeniería Biomédica o Clínica que acredite académicamente la cualificación en este campo”.

Los últimos avances a nivel mundial en el campo de la imagen diagnóstica fueron presentados y analizados en la 93ª edición de la Reunión de la Sociedad Radiológica Norteamericana (RSNA), celebrada en Chicago. José Ramón Román, que participó en el evento, comentó que “el marketing tiene cada vez más peso en el ámbito sanitario y un pequeño avance puede suponer multiplicar por cinco el precio de inversión y mantenimiento de un equipo”.

LA LABOR DE LOS PROFESIONALES DE LA ELECTROMEDICINA.

Para equilibrar la balanza entre el coste y beneficio que supone adquirir un nuevo equipo en un centro sanitario, los profesionales en Electromedicina planifican la adquisición, reducen los tiempos de parada y aumentan la seguridad en el uso de la tecnología médica, un sector que mueve al año en España más de 5.500 millones de euros, un 8,2 por ciento del gasto sanitario en salud.

“La rotación lógica de inversiones entre especialidades implica que se deban valorar los beneficios a largo plazo de los nuevos equipamientos médicos que se van a adquirir. Lo que requiere complejos estudios llevados a cabo por profesionales con conocimientos sobre las últimas opciones del mercado”, explicó José Ramón Román.

La SEEIC destacó que la carencia de estos profesionales en la mayoría de los hospitales hace que los criterios de inversión “sean muy irregulares entre las diferentes comunidades autónomas”.

Por su parte, los profesionales de Electromedicina presentes en los hospitales “garantizan el correcto mantenimiento de los equipos durante toda su vida útil, llegando a resolver entre el 80 y el 95 por ciento de los problemas técnicos que puedan sufrir”. En este sentido, la sociedad subrayó que la integración de estos profesionales en los centros sanitarios públicos o privados “representa una apuesta de futuro por la calidad de la asistencia sanitaria.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *