La radiología molecular permite diagnosticar patologías musculoesqueléticas antes de que haya síntomas o deterioro

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La nueva radiología molecular permite diagnosticar ciertas patologías musculoesqueléticas antes de que se inicien los principales síntomas y el deterioro sea significativo, según el experto Leonard Fass, de GE HealthCare, en el marco del VI Simposio Internacional de “Avances y actualizaciones en Traumatología y Ortopedia”.

El simposio, que tendrá lugar del 29 de noviembre al 1 de diciembre en la Clínica Cemtro de Madrid, congregará a cerca de 300 expertos nacionales y mundiales en el campo de la Traumatología.

Fass explicó que los actuales procedimientos diagnósticos son capaces de obtener imágenes a nivel orgánico, “pero en un futuro próximo serán capaces de detectar los cambios que se producen a nivel celular dentro de estos órganos”. Las nuevas técnicas permitirán una visualización directa de las células “in vivo”; la imagen molecular, que posibilita una visualización con una especificidad molecular, es capaz de mostrar la actividad de las proteínas.

“La imagen molecular hace posible la utilización de terapias guiadas por medio de técnicas de imagen mínimamente invasivas y el control de la efectividad de los fármacos administrados. De hecho, se están desarrollando nuevos recursos, basados en nanotecnología, que permitirán la liberación simultanea de fármacos y de agentes de contraste que facilitarán la visión”, afirmó el doctor Fass.

UNA TÉCNICA CON MÚLTIPLES APLICACIONES POTENCIALES

Las potenciales aplicaciones de la radiología molecular son, según el experto, múltiples en el ámbito de las enfermedades musculoesqueléticas, ya que posibilita la detección precoz de fenómenos inflamatorios, de tumores y el seguimiento de la respuesta a fármacos. “La aplicación de la imagen molecular en el diagnóstico presintomático permitirá el desarrollo de nuevas terapias o la inclusión de cambios tempranos en los hábitos de vida del paciente, antes de que se inicien trastornos irreversibles”, comentó Fass.

Como ejemplos, se expondrán en este foro los avances documentados en el diagnóstico de la osteoartritis en sus fases iniciales, antes de que se refiera una pérdida irreparable de cartílago y hueso. Con estas técnicas se pueden visualizar procesos patológicos tales como la infiltración de células T, los antígenos, el reclutamiento de macrófagos y de leucocitos, la producción de citoquinas o de enzimas que degradan la matriz.

Por último, el doctor Pedro Guillén, director de la Clínica Cemtro, afirmó que “el aumento de la edad media de la población está posibilitando un significativo incremento de enfermedades crónicas; para hacer frente a este problema, debemos actuar en fases más precoces, identificando y abordando factores de riesgo y utilizando terapias más personalizadas. Por eso, necesitamos fomentar la prevención y utilizar terapias antes de que se inicien los síntomas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *