Ordenan la demolición de una obra realizada en el entorno de un yacimiento arqueológico ibérico en Jaén

JAÉN, 3 (EUROPA PRESS)

El juzgado de lo Penal número tres de Jaén ha condenado a medio año de prisión a un hombre que levantó una valla y realizó las acometidas de agua y luz en una parcela ubicada en el entorno del yacimiento arqueológico poblado ibérico, por lo que también ha sido penado con la demolición de estas construcciones.

Tal y como recoge la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, Andrés M.L. realizó obras de vallado, cimentación y acometidas de electricidad y agua en una parcela de su propiedad ubicada en el paraje Aguas del Realejo de Plaza de Armas, en el entorno del yacimiento arqueológico poblado ibérico.

No obstante y según se expone en el Plan General de Ordenación Urbana PGOU) de Jaén, este suelo es no urbanizable de especial protección por interés cultural. Además, realizó todo ello careciendo de licencia urbanística y de autorización por parte de la Consejería de Cultura. Por tanto, estas obras no son susceptibles de legalización.

La defensa justificó que el acusado no tenía intención de construir una vivienda y que desconocía la necesidad de pedir licencia para estas obras, si bien la magistrada fundamenta que el procesado levantó una valla de cemento con cimentación de unos dos metros de altura con una celosía en la parte superior y que, además de rodear toda la parcela, “reúne las características típicas de valla destinada a rodear la parcela donde se va a construir una vivienda”.

Ante todo estos datos, el juzgado de lo Penal número tres de Jaén condenó a Andrés M.L. por un delito contra la ordenación del territorio a la pena de medio año de prisión y al pago de una multa de 2.160 euros. Asimismo, ordena la demolición de la obra construida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *