Los estados de felicidad fortalecen el sistema inmunológico, según una experta

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Una actitud positiva refuerza el sistema inmunológico del ser humano, según la doctora y profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones (CSIC), Ascensión Marcos en un comunicado de la empresa Adelphi-Targis recibido hoy, quien afirmó que “es fundamental porque las funciones del organismo responden mejor ante cualquier agresión externa”.

Esta experta basó sus explicaciones en un estudio publicado anteriormente por la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”, que intentaba demostrar este fenómeno físico y psíquico midiendo la felicidad desde el punto de vista puramente biológico con el objeto de determinar su incidencia en la salud.

Expertos de la Universidad de Londres (UCL), hicieron el experimento, según datos del comunicado, con 216 voluntarios, incluyendo 116 hombres y 100 mujeres de origen europeo, todos entre 45 y 59 años de edad y sin historial de enfermedad coronaria o tratamiento de hipertensión. El estudio concluyó que el estado de ánimo positivo está relacionado con la reducción de problemas neuroendocrinos, inflamatorios y cardiovasculares, y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

“La actitud positiva se canaliza en el organismo a través del buen funcionamiento de las células y tejidos. Una mentalidad adecuada fortalece el sistema inmunológico. Y, al contrario, cuando hay actitud negativa, el cortisol aumenta y es un inmunosupresor importante”, añadió la doctora Marcos.

En la medición del experimento jugó un papel importante el cortisol como indicador de salud. Su alta concentración en el organismo favorece la aparición de algunas enfermedades como la obesidad abdominal, la hipertensión, la diabetes tipo II y los trastornos autoinmunes. En cambio, las personas con actitudes neutras o tristes presentaron el nivel de cortisol un 32% más alto que aquellos que dijeron sentirse más satisfechos o felices. Un porcentaje significativo que, según el estudio, si persiste durante meses o años podría ser un riesgo para la salud.

En este sentido, “la alimentación, una dieta equilibrada y adecuada, también sustenta un ánimo positivo y, en consecuencia, favorece la salud”, indicó Marcos. Por el contrario, “el estrés, asociado comúnmente a las sociedades occidentales, actuaría como un medidor negativo de los marcadores de felicidad y salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *