Investigadores valencianos lamentan la muerte de Primo Yúfera al que califican de “gran maestro, científico y humanista”

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

Científicos e investigadores valencianos lamentaron hoy la muerte del ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Eduardo Primo Yúfera, que falleció ayer en Valencia a los 89 años, y al que calificaron de “gran maestro y humanista, científico y cristiano”, según informaron en un comunicado fuentes del Arzobispado.

La misa exequial por el eterno descanso del investigador será presidida esta tarde a las 16.00 horas por el obispo auxiliar de Valencia monseñor Esteban Escudero en el Tanatorio municipal.

Según el jefe de laboratorio de organización celular del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia, José Hernández Yago, Primo Yúfera ha destacado por ser un “extraordinario científico y humanista”.

Yago, que es también profesor titular del Departamento de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, señaló que él y “muchos de los actuales científicos formados en Valencia deben su vocación a don Eduardo”.

Primo Yúfera fue profesor de la primera promoción de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Valencia, donde estudió Hernández Yago, que recuerda cómo “arrancó su primera clase y primera andadura de la Universidad Politécnica con el rezo de un Padrenuestro”.

En aquella intervención, el científico fallecido abordó la Ciencia como “camino de aproximación a la verdad marcando en ella el sentido absoluto de Dios”, según Yago, quien añadió que “entusiasmaba en sus clases porque transmitía una ciencia viva y apasionada”.

Por su parte, el biopatólogo valenciano y presidente de la Asociación para la Defensa de la Vida Provida de Valencia, Justo Aznar, subrayó la “gran humanidad de Primo Yúfera, su defensa de la fe y el enorme cariño que siempre transmitía”.

Asimismo, Aznar elogió además de su “ingente labor científica y enormemente reconocida”, su “excelente capacidad para aunar ciencia y fe y transmitir los valores cristianos en familia”. “Se trata de una gran pérdida para Valencia”, según Justo Aznar, que detsacó también de su persona su “gran humildad y sencillez y proximidad siempre con la demás”.

El científico Eduardo Primo Yúfera, pionero de las nuevas tecnologías alimentarias, fue presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), entre otras responsabilidades. También fundó el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA). Aunque murciano de nacimiento, Yúfera era Hijo Adoptivo de Valencia y de Carlet y recibió numerosos galardones a lo largo de su vida, entre ellos, el Premio Nacional Torres Quevedo en 1988 y el Premio Rey Jaime I de Nuevas Tecnologías en 2001.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *