Los astronautas del Discovery agregan un nuevo módulo al laboratorio orbital de la Estación Espacial Internacial

CABO CAÑAVERAL (FLORIDA, EEUU), 27 (EP/AP)

Los astronautas del transbordador Discovery agregaron hoy un nuevo módulo al laboratorio orbital de la Estación Espacial Internacional (EEI), llamado Harmony, en una caminata espacial realizada tras salir por una compuerta de la estación.

El segmento, del tamaño de un autobús escolar, fue colocado por un equipo, en el espacio, y los operadores de un brazo robótico en el interior de la plataforma. “No sé si alguien le dijo alguna vez a nuestra tripulación que traemos la harmonía (harmony en inglés) con nosotros, pero seguro que sí traemos la diversión”, comentó la comandante del Discovery, Pamela Melroy, al terminar la caminata espacial.

El modulo, de fabricación italiana, pesa cerca de 16 toneladas y servirá como un puerto de enlace para los laboratorios europeos y japoneses, que serán enviados en los próximos tres vuelos de transbordadores espaciales. Harmony fue extraído de la zona de carga del transbordador y colocado en su lugar por el brazo robot de la estación.

“Ahora las tripulaciones que nos seguirán tendrán un lugar a dónde llegar”, dijo el astronauta Scott Parazynski, que participó en la caminata. Esta fue la primera de cinco caminatas espaciales planeadas durante la visita del Discovery a la estación, y la primera en seis años en la cual se coloca una cámara presurizada en la plataforma orbital.

ESTACIÓN ESPACIAL

La estación espacial creció en un 18% con la integración del Harmony, en el que entrarán los astronautas el sábado. La NASA confirmó el viernes que los astronautas no tendrán que realizar más inspecciones del sistema externo de protección térmica de la nave, ya que parecen encontrarse en buen estado para su regreso a la Tierra el 6 de noviembre.

Sin embargo, se realizará otra revisión dos días antes del aterrizaje, para detectar posibles impactos de desechos en el espacio. Parazynski y su compañero en la caminata, Douglas Wheelock, ayudaron a preparar el Harmony para la complicada operación con el brazo robot, realizada por Stephanie Wilson y Daniel Tani desde la estación.

Los dos astronautas también desconectaron los sistemas de enfriamiento de amoniaco de una enorme viga que será cambiada de lugar junto con un juego de paneles solares la próxima semana y, además, cubrieron un radiador y varios sistemas eléctricos en la viga para mantenerlos calientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *