Los test de ADN se abren paso en la nueva ley francesa de inmigración

El voto definitivo será el 23 de octubre

PARÍS, 16 (EUROPA PRESS)

La posibilidad de recurrir a los análisis de ADN para los inmigrantes que soliciten la reagrupación familiar se abre paso en la nueva legislación francesa después de que la comisión mixta paritaria integrada por siete senadores y otros tantos diputados en su mayoría de la gubernamental UMP hayan dado luz verde a la medida.

El texto que ha salido adelante es el que aprobó el Senado el pasado 4 de octubre, una versión suavizada pero todavía polémica que prevé, entre otras cosas, la gratuidad de los análisis, que éstos se realicen sólo para buscar la filiación con la madre, a petición del candidato, de manera experimental hasta el 31 de diciembre de 2009 y con una decisión judicial previa.

Además estará reservado para los ciudadanos de los países en los cuales el estado civil tenga carencias o sea “inexistente”. Será necesario también recabar la opinión del Comité francés de Ética, que ya consideró la medida “contraria al espíritu de la ley francesa”.

La comisión mixta Asamblea- Senado ha mantenido el ADN pero a cambio ha suprimido del proyecto de ley elaborado por el ministro de Inmigración Brice Hortefeux una disposición que negaba el derecho de los “sin papeles” a ser alojados en centros de acogida de urgencia.

Para su aprobación definitiva, las dos Cámaras tendrán ahora que pronunciarse sobre el acuerdo alcanzado hoy relativo a los aspectos pendientes de debate de la nueva legislación.

El próximo martes 23 de octubre, la Asamblea examinará las conclusiones de la comisión paritaria y por la tarde, a petición de los diputados socialistas, el texto será sometido a un voto solemne que será el que permita adoptar la ley de manera definitiva.

Los opositores a los test de ADN, tanto en las filas de la izquierda como en las de la derecha, esperan ahora que el Consejo constitucional, instancia a la que recurrirá el grupo socialista, censure esta disposición legislativa.

“Aparentemente, el Gobierno insiste. Nosotros seguiremos pidiendo la retirada de esta enmienda”, declaró el presidente del grupo parlamentario socialista, Jean-Marc Ayrault, tras conocer el veredicto de la comisión paritaria. “No entiendo esta obstinación”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *