El Museo de Ciencias Naturales traslada 1.200 piezas, almacenadas fuera de su sede, como precaución para su conservación

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Museo de Ciencias Naturales de Madrid iniciará la próxima semana el traslado a su sede de 1.200 piezas, animales naturalizados correspondientes a exposiciones históricas del museo, que se encontraban almacenadas en una de las salas del antiguo Instituto de Cerámica y Vidrio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Arganda del Rey, con el objetivo de prevenir su conservación.

“Es una cuestión de precaución y celo”, dijo a Europa Press el director del Museo, Alfonso Navas, que señaló que el pasado 22 de julio se informó al CSIC de la decisión de trasladar estas piezas tras la comprobación de que habían producido incidentes de “vandalismo” con la rotura de algún vidrio del edificio pero sin consecuencias en los ejemplares, así como la detección de goteras por las lluvias torrenciales de la pasada temporada que sí ha afectado a alguna de las piezas.

“Ha afectado a algún animal, pero no es mayor problema porque se restaurará”, aseguró. Navas señaló que el museo tiene previsto inaugurar con éstas y otras piezas una exposición las próximas navidades. El traslado se produce también después de que el CSIC haya decidido ampliar las instalaciones del Museo. “Son piezas muy antiguas y de gran valor histórico y sentimental y lo cierto es que tenemos mucha demanda de que vuelvan a exponerse”, recalcó.

En todo caso, sí reconoció que el Museo tiene “gravísimos problemas de espacio que se están intentando resolver”. Igualmente, indicó que para ello han de ponerse de acuerdo tres administraciones: el Ministerio de Educación, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento. Este problema de espacio fue el que motivó en su día el traslado de las piezas a Arganda en una época en la que no eran atractivas para el público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *