Los biocombustibles incrementan el calentamiento global, según el Premio Nobel de Química, Paul Crutzen

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Los gases emitidos por los cultivos de biocombustibles incrementan el calentamiento global, lo que repercute sobre el efecto invernadero, según declaraciones del Premio Nobel de Química, Paul Crutzen, a la revista británica “Chemistry World”.

El ganador del Nobel de Química en el año 1995, junto con su equipo de investigadores, asegura que, incrementando la emisión de los gases producidos por los cultivos de biocombustibles, se genera casi el doble de la cantidad de óxido nitroso (N2O), un gas que potencia el efecto invernadero, con efectos por encima de lo esperado, lo cual erradica cualquier tipo de beneficio producido al no utilizar combustibles fósiles.

“La importancia de esta conclusión radica en que los beneficios que se podían generar tras el uso de biocombustibles quedan en entredicho de lo que se había pensado hasta el momento”, señala el coautor del estudio y científico de la Universidad de Edimburgo, Keith Smith.

“Lo que queremos clarificar es que, incrementando el uso de los biocombustibles no se produce ningún beneficio y de hecho, se propicia un empeoramiento del clima”, añadió el experto.

El estudio sugiere que los abonos empleados para los biocombustibles producen mucho más nitrógeno del que en un principio estaba previsto –del 3 al 5%–, lo que representa el doble de la cantidad permitida por el International Panel on Climate Change (IPPC) para calcular el impacto de estas sustancias en el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *