Ecologistas podría iniciar acciones legales contra Medio Ambiente por las obras en el Parque de la Serranía de Cuenca

CUENCA, 30 (EUROPA PRESS)

Ecologistas en Acción criticó que las obras de apertura o ampliación de 80 kilómetros de grandes pistas en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, que cuenta con el visto bueno de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, están dañando elementos esenciales del espacio protegido, y por ello la organización estudia acciones penales y exige la paralización inmediata de las obras.

En nota de prensa, la organización proteccionista señaló que “amparada en un aparentemente inocuo programa de acondicionamiento y mejora de caminos para uso público”, la Consejería está creando una red de casi 80 kilómetros de pistas en la serranía de Cuenca y, para ello, se están arrancando miles de árboles, moviendo millones de toneladas de tierra, alterando espacios de singular interés natural y generando un daño “gravísimo” tanto a las masas forestales, a los hábitats como a las especies que en teoría se deben proteger.

Según Ecologistas en Acción “cuantiosos fondos europeos, unos 2 millones de euros, se están invirtiendo en la ejecución de esta red de pistas que sin lugar a dudas van a dar paso a un crecimiento descontrolado del acceso motorizado y a aumentar el riesgo de incendios a zonas tan sensibles como los cortados de la Muela de la Madera, en los términos de Cuenca y Las Majadas”.

Las obras también suponen una agresión directa a zonas de nidificación de especies en peligro como el Alimoche y con poblaciones muy escasas de Cabra Montés, para colonias de Buitre leonado y para, al menos, un área crítica para el Águila Real.

Para los ecologistas, las obras no sólo contradicen las directrices básicas de de conservación y recuperación de ecosistemas y especies, sino que además carecen de una correcta evaluación de Impacto Ambiental, tanto de la obra en sí como de su incidencia en el Parque Natural y en la Red Natura 2000.

Medio Ambiente justifica la ausencia de evaluación ambiental y de consultas a los interesados, incluyendo el propio Ayuntamiento de Cuenca, por tratarse de obras de ampliación de viejos caminos, antiguas vías de saca o incluso sendas de herradura, alegando que no afectan a las obras a la Red Natura 2000.

Ecologistas, que ha exigido la paralización inmediata de las obras, se reunirá mañana lunes de nuevo con representantes de la Consejería, y de no recibirse las adecuadas explicaciones, iniciará de inmediato los procedimientos de denuncia establecidos para este tipo de situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *