El Proyecto ITER ofrecerá una solución energética “alternativa a partir del año 2035”, según sus responsables

Pretende demostrar la viabilidad de la energía de fusión como una fuente “limpia, segura e inagotable”

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El director general adjunto de la organización ITER, Carlos Alejandre, indicó esta mañana que esta iniciativa ofrecerá una solución energética alternativa en todo el mundo “dentro de 20 ó 30 años, a partir del 2035”.

Alejandre hizo estas declaraciones en el marco del ciclo de conferencias sobre el proyecto de fusión ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) que se lleva a cabo a cabo desde el pasado mes de febrero en la sede del Consejo de Seguridad Nuclear, en Madrid.

El Proyecto ITER, cuya construcción se está llevando a cabo en Cadarache (Francia), se caracteriza por ser la primera instalación de fusión bajo licencia nuclear por el que se obtendrá energía a través de la fusión termonuclear controlada, mediante la construcción de un gran reactor experimental de fusión que se está construyendo en Cadarache (Francia).

Este iniciativa se lleva a cabo en un marco de cooperación internacional del que forman parte Europa, Japón, Rusia, Estados Unidos, India, Corea, y China. “Más del 50% de la población planetaria participa en este proyecto”, destacó Alejandre, que señaló a Europa –con un 50%– y a Japón –con un 20%– como “los principales socios”. “El resto de los socios aportará un 10%”, especificó.

Actualmente participan en el proyecto un total de 170 personas aunque se espera que, a finales de año, “sean 250, de las que 180 serán titulados superiores”. España aporta al proyecto 8 personas. “Aunque no existen cuotas establecidas, estamos muy bien posicionados”, indicó Alejandre.

En este sentido, Barcelona gestionará la participación europea en el ITER, incluyendo los suministros industriales que Europa se ha comprometido a aportar al proyecto, cuyo montante económico ascenderá a más de 2.000 millones de euros durante los próximos años.

TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS.

El experto recordó que, en estos momentos, los países socios esperan que el Ejecutivo francés otorgue la licencia nuclear “a principios del año 2009”. El experto reconoció que “existe un calendario muy exigente” que contempla, entre otros aspectos, que en 2008 se alcance un acuerdo sobre el almacenamiento interino de los residuos.

“La semana pasada se presentó al Gobierno francés un esquema de gestión de los residuos”, indicó Alejandre que puntualizó que, en este campo, “la responsabilidad final es del Gobierno francés”. De todos modos, el experto insistió que el Proyecto tendrá un impacto ambiental “por debajo de los límites de la Unión Europea”.

Con el Proyecto ITER se pretende demostrar la viabilidad de esta fuente de generación de energía, “limpia, segura e inagotable”, lo que supondría un paso decisivo para la humanidad para alcanzar un esquema energético duradero y sostenible en el planeta.

En este sentido, Alejandre subrayó que, a raíz de los dos años de negociaciones sobre el emplazamiento del reactor, Europa y Japón alcanzaron un acuerdo “para acelerar la fusión como forma de energía”. “Este acuerdo es muy importante desde un punto de vista tecnológico y científico”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *