Ejecutivo amplía en 30 hectáreas la vigilancia radiológica en Palomares, donde se produjo un accidente nuclear

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros aprobó hoy un acuerdo por el que se amplía en 30 hectáreas la vigilancia radiológica a desarrollar por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) en los terrenos de Palomares (Almería), lugar donde el 17 de enero de 1966 se produjo un accidente nuclear.

Mediante dicho acuerdo se procede a la ocupación temporal de treinta hectáreas de terrenos afectados residualmente por contaminación, con el fin de recuperar ambientalmente dichos terrenos. El accidente nuclear se originó cuando una aeronave B-52 de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos trataba de repostar en vuelo en el entorno de Palomares.

Con el objetivo de realizar un seguimiento de la evolución radiológica del lugar, el Ejecutivo central, en diciembre de 2004, puso en marcha el Plan de Investigación Energética y Medioambiental en materia de vigilancia radiológica, a desarrollar por el CIEMAT, en el que establecía la expropiación de determinados terrenos y la limitación de su uso para preservar la seguridad del entorno.

Una vez obtenido el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear el pasado 2 de julio en relación a los trabajos realizados por el CIEMAT y la contaminación analizada, El Gobierno decide ampliar el Plan que se ha estado desarrollado en la zona y recuperar así los terrenos desde el punto de vista ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *