La CE, primer inversor público en investigación en nanotecnologías

BRUSELAS, 13 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea es el primer inversor mundial en el área de investigación de las nanotecnologías y el VI Programa marco de Investigación de la Unión Europea destina 1.400 millones de euros a 550 proyectos en el terreno de las nanociencias, lo que supone un tercio del total de la financiación pública destinada a este sector y convierte al Ejecutivo comunitario en la institución pública que más invierte en esta rama innovadora de la ciencia.

Según un informe presentado hoy en Bruselas sobre la puesta en marcha del plan de acción 2005 a favor de las nanotecnologías, áreas tan importantes como los materiales, la electrónica y la medicina pueden ser los principales beneficiarios de las aportaciones de esta ciencia.

“Nanotecnología” es un término genérico que describe aplicaciones en numerosos ámbitos científicos que van desde la biología hasta la electrónica pasando por la medicina pero que, básicamente,se refiere a la investigación sobre los principios y propiedades existentes a escala nanométrica, es decir a nivel de los átomos y las moléculas.

Estos principios y propiedades pueden diferir considerablemente de los que ya existen a gran escala, razón por la cual ha aparecido este nuevo ámbito científico. Las nanotecnologías permiten crear mejores productos y servicios, muchos de ellos están ya presentes en el mercado, como los componentes electrónicos y químicos, textiles inteligentes, revestimientos para superficies funcionales, nuevos sistemas de diagnóstico y administración de medicamentos o regeneración de los tejidos.

Los objetivos prioritarios del programa son, sobre todo, la investigación básica e industrial, los recursos humanos, las infraestructuras dedicadas a las nanotecnologías, la seguridad y la comunicación. Aunque el sector privado participa en muchos proyectos propiciando innovaciones empresariales, un aumento de patentes y una atmósfera más propicia para la investigación y la industria, la inversión privada es menor que en Estados Unidos o en Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *