Medio Ambiente defiende que el régimen de lucha contra el cambio climático debe ser “equitativo” para que tenga éxito

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El secretario general para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, manifestó hoy que para que el régimen de lucha internacional contra el cambio climático tenga “éxito a largo plazo” es “imprescindible que sea percibido como justo y equitativo por todos los países”.

Gonzalo dijo, en relación con las negociaciones que se están desarrollando entre distintos países para construir un nuevo régimen post-Kioto, que las naciones en vías de desarrollo tienen que tener “la garantía de que van a poder alcanzar unos niveles de bienestar equivalentes a los de países desarrollados”.

“Las economías en desarrollo no van a aceptar nunca obligaciones internacionales que les exijan ser siempre más pobres”, añadió el responsable del Ministerio de Medio Ambiente, por lo que pidió un régimen contra el cambio climático “justo y equitativo” para todos los países.

Gonzalo realizó estas declaraciones en rueda de prensa para informar sobre el tercer encuentro ministerial del Grupo de Diálogo Gleneagles sobre cambio climático y energías limpias, que ha tenido lugar recientemente en Berlín. La finalidad del grupo de Diálogo Gleneagles, creado en 2005, es promover las conversaciones entre 20 países (los del G8, más México, Brasil, China, India y Sudáfrica; más siete países invitados: España, Australia, Corea del Sur, Indonesia, Irán, Nigeria y Polonia) que permitan avanzar en la construcción del régimen internacional de lucha contra el cambio climático y modelos económicos menos intensivos en carbono.

En este sentido, el titular de Prevención de la Contaminación destacó que “hay que tender hacia una convergencia en las emisiones per cápita en niveles muy por debajo de por donde están hoy los países desarrollados” y que el objetivo último es “estabilizar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera en unos niveles que impidan el incremento de la temperatura de la Tierra en más de 2ºC”.

“Esta propuesta -puntualizó- no puede crear la sensación de que los países en desarrollo pueden actuar las próximas décadas como si no hubiera necesidad de limitar las emisiones”.

Además, afirmó que el acuerdo del Protocolo de Kioto es para España “un compromiso que a todas luces es mucho más intenso que el que se exige a otros países”, aunque aseguró que el Gobierno “lo cumplirá”. “Es un compromiso que vamos a cumplir, pero hemos aprendido la lección para que en la negociación de futuros compromisos lleguemos a acuerdos más equitativos”, es decir, “que el esfuerzo que España tenga que hacer en la lucha contra el cambio climático sea equivalente al que tengan que hacer otros países”, añadió.

Así, apuntó que el acuerdo de 1997 “no fue bueno” para España porque, entre otras cosas, “no tenía en cuenta el crecimiento económico y demográfico extraordinario” que iba a ocurrir en los próximos años, por lo que calificó la actual situación de “injusta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *