Ciencia.- Las mujeres negras son más vulnerables al cáncer de mama, según un estudio

NUEVA YORK, 6 (EP/AP)

Las mujeres negras son más propensas a tener tumores que no responden a los tratamientos a base de hormonas que podrían ayudar a otras pacientes, lo que podría explicar por qué el cáncer de mama es más mortífero entre estas mujeres, según un estudio.

Este estudio es el mayor realizado que liga un factor biológico con la disparidad racial, además de tener en cuenta factores como que las negras suelen practicarse menos mamografías y reciben tratamientos menos integrales.

“Esto nos da una idea de la importancia de los factores biológicos”, explicó la doctora Julie Gralow, oncóloga de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. “No se trata solamente del acceso a los cuidados médicos, el acceso al tratamiento y otros factores implicados en el pasado”, agregó.

El estudio fue dirigido por la doctora M. Catherine, del Centro General del Cáncer de la Universidad de Michigan y será presentado mañana en una conferencia en San Francisco, organizada por la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica y otros grupos oncológicos.

El cáncer de mama es el más común entre las estadounidenses. Unos 178.480 casos nuevos y 40.460 muertes tendrán lugar este año en Estados Unidos.

Según los últimos estudios, las negras tienen menos tendencia que las blancas a sufrir el cáncer de mama, pero mueren con mayor frecuencia por su causa. Las negras son además diagnosticadas a una edad más temprana que las blancas y con estados más avanzados de la dolencia.

En esta ocasión, los investigadores utilizaron por primera vez las estadísticas del Banco Nacional de Datos del Cáncer, mantenido por el Colegio Estadounidense de Cirujanos, utilizando más de 170.000 casos diagnosticados en 1998. El 10% eran de negras.

El estudio estuvo centrado en 95.500 mujeres cuyos cánceres se extendieron en lugar de quedar confinados al conducto lácteo. El 39% de dichos tumores en las negras fueron receptores-negativos de estrógeno, o ER-negativo, frente al 22% de las blancas.

El estrógeno ayuda al crecimiento de los tumores. Los fármacos que bloquean dicha hormona, como el tamoxifen y un espectro nuevo de medicinas llamadas inhibidores de aromatase, combaten ese tipo de cáncer.

Los tumores ER-negativos son resistentes a dichas terapias y más difíciles de tratar. Otros remedios como la quimioterapia, radiación y fármacos específicos son en estos casos más importantes para dichas pacientes, y los médicos deberían considerarlos cuando evalúan a las negras que padecen esta enfermedad, explicó Lee. En el estudio, los tumores ER-negativos fueron más prevalecientes en las negras en todos los estados de la enfermedad y en todas las edades de las pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *