Clima.- Representantes de 158 países llegan a un acuerdo sobre objetivos básicos para luchar contra el cambio climático

VIENA, 31 (EP/AP)

Representantes de 158 países que han participado en la Cumbre sobre el Cambio Climático de la ONU, que se ha celebrado a lo largo de esta semana en Viena, alcanzaron hoy un acuerdo de objetivos básicos para luchar contra el cambio climático y un compromiso para que los países industrializados trabajen para reducir antes de 2020 entre un 25 y un 40 por ciento el nivel de sus emisiones de CO2 respecto a los que emitían en 1990.

“Hemos llegado a un acuerdo amplio sobre las principales cuestiones”, reconoció el negociador de Granada y uno de los observadores de las negociaciones en Viena, Leon Charles.

Las delegaciones centraron sus esfuerzos esta tarde en tratar de vencer la resistencia que plantearon países como Canadá, Japón, Rusia, Suiza y Nueva Zelanda, que abogaban por mantener una estrategia más abierta, más que marcar objetivos de reducción de emisiones concretos, a pesar de el cumplimiento de éstos no es vinculante.

El acuerdo constata los esfuerzos para hacer efectivas las reducciones de las emisiones vendrán “determinados por las circunstancias nacionales y evolucionarán con el tiempo”, recoge el texto del acuerdo, aunque éste insiste en la necesidad de lograr reducciones “a niveles muy bajos” para impedir desastres naturales potencialmente devastadores tales como inundaciones y sequías.

“Los países deben ser capaces de reevaluar el marco entero de lo que se necesita, identificando los principales bloques a construir para una respuesta eficaz al cambio climático”, explicó el titular de la Secretaría para la lucha contra el Cambio Climático de la ONU, Yvo de Boer, quien subrayó que el acuerdo no deja a un lado las responsabilidades de los países en vías de desarrollo.

De Boer recalcó el temor de los países en vías de desarrollo “de no tener un país al que representar”, incluidas naciones formadas por archipiélagos o islas pequeñas, los más vulnerables al cambio climático a medida que avanza el deshielo de las placas polares y aumenta el nivel del mar, por lo que éstos pedían reducciones más drásticas en las emisiones por parte de los países industrializados.

A pesar de que lo alcanzado hoy son objetivos no vinculantes, el acuerdo envía un mensaje claro de que los países industrializados están comprometidos con la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases nocivos para frenar las consecuencias catastróficas que planea el cambio climático y el calentamiento general del planeta.

CONFERENCIA DE BALI

Los expertos en la materia creen que el objetivo servirá de guía en la Cumbre Internacional sobre Cambio Climático que se celebrará el próximo mes de diciembre en la isla indonesia de Bali, donde se intentará forjar un nuevo acuerdo global para tratar de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero más allá de 2012, fecha en la que expira el Protocolo de Kioto, suscrito en 1997 y que estipula la necesidad de que 35 países industrializados recorten sus emisiones en un 5 por ciento por debajo de los niveles que emitían en 1990 como máximo de 2012.

El representante de la ONG ecologista Greenpeace Internacional, Red Constantino, advirtió de que si no se recortan las emisiones en al menos un 30 por ciento en 2020 de los niveles en 1990 “condenaríamos a millones (de personas) a la enfermedad, a la escasez de agua y a la miseria en el mundo en vías de desarrollo”.

Por su parte, la Unión Europea se ha comprometido a trabajar para conseguir los objetivos marcados para 2020. De momento, se ha comprometido a reducir las emisiones de Co2 y otros gases nocivos en un 20 por ciento hasta 2020, y un 10 por ciento más si otros países industrializados se suman al reto de combatir el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *