“Lula” asegura que la conservación de la selva amazónica no impide el desarrollo económico

RIO DE JANEIRO, 13 (EP/AP)

La reducción del ritmo al que se destruye la selva del Amazonas demostró que la preservación del medio ambiente no implica la necesidad de frenar el crecimiento económico, dijo hoy el presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva.

En su programa de radio semanal “Café con el presidente”, el mandatario indicó que el descenso de un 25 por ciento en la tasa de deforestación del Amazonas en 2006, con respecto a 2005, mejoraría notablemente la credibilidad de Brasil en el mundo.

“Estoy plenamente convencido de que es posible crecer y preservar simultáneamente el medio ambiente. El desafío que enfrentamos ahora es cómo usar la preservación de los bosques y el medio ambiente para mejorar la vida de la gente”, afirmó “Lula”.

El pasado viernes, el ministerio de Medio Ambiente, anunció la pérdida de 14.000 kilómetros cuadrados de bosque tropical en el Amazonas entre julio de 2005 y agosto de 2006, lo que supuso una mejora del 25 por ciento en la tasa de deforestación, en comparación de la registrada en el periodo anterior, cuando alcanzó casi los 19.000 kilómetros cuadrados. La economía brasileña creció 3,7 por ciento el año anterior.

La ministra del medio ambiente Marina Silva, quien se unió a Lula en su mensaje radiofónico, dijo que el descenso se debió principalmente a que el gobierno realizó grandes esfuerzos en que se cumplan las estrictas leyes brasileñas en la materia.

Aunque los grupos ambientales reconocen que el gobierno ha avanzado en la lucha contra la deforestación, consideran que buena parte de la reducción obedeció a la caída en el precio del frijol de soja y al fortalecimiento de la moneda brasileña, lo que hizo menos rentable la tala de bosques para cultivar el producto.

“El gobierno debería aprovechar este momento favorable para profundizar el programa de combate a la deforestación y fortalecer las medidas estructurales que permitan poner fin a la destrucción de la selva tropical del Amazonas en un futuro razonable”, señaló Paulo Adario, coordinador de la campaña de Greenpeace en el Amazonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *