Clima.- Al Gore denuncia que las investigaciones contra el cambio climático son parte de una campaña de desinformación

SINGAPUR, 7 (EP/AP)

El ex vicepresidente estadounidense Al Gore declaró hoy que las investigaciones dirigidas a cuestionar el consenso científico sobre la amenaza del calentamiento global forman parte de una gran campaña de desinformación financiada por algunos de los mayores contaminadores de dióxido de carbono del mundo.

“Existe una campaña organizada, financiada con aproximadamente 10 millones de dólares (unos 7,2 millones de euros) al año, por algunos de los mayores contaminadores de dióxido de carbonocarbono, para crear la impresión de que existe un desacuerdo en la comunidad científica”, denunció Gore durante un foro en Singapur. “Actualmente existe muy poco desacuerdo”, añadió el ex vicepresidente.

Gore comparó la campaña a los millones de dólares gastados por las compañías estadounidenses de tabaco hace años para intentar crear la apariencia de un cierto debate entre la comunidad científica sobre los efectos dañinos de fumar cigarrillos. “Este es uno de los acuerdos más fuertes entre la comunidad científica de la historia”, dijo Al Gore. “Vivimos en un mundo en el que lo que se suele llamar propaganda tiene un papel importante en la formación de la opinión pública”, manifestó.

Tras la publicación en febrero de un informe realizado por la Comisión Intergubernamental para el Cambio Climático de la ONU, formado por algunos de los mayores científicos del mundo, en el que se advirtió de que la causa del calentamiento global es “con mucha probabilidad” causada por el hombre, “los que lo niegan ofrecieron una recompensa de 10.000 dólares (unos 7.250 euros) por cada artículo que cuestionase el consenso”, indicó el ex candidato a la presidencia estadounidense.

ACUSACIÓN A EXXONMOBIL

“Intentan manipular la opinión y nos están tomando por tontos”, alegó Gore, que denunció que ExxonMobil, la mayor empresa de comercio de carburantes del mundo, es una de las mayores empresas energéticas involucradas en el intento de engañar a la opinión pública sobre el calentamiento global.

El año pasado, varios grupos de apoyo científico, tanto británicos como norteamericanos, acusaron a ExxonMobil de financiar a grupos para que minasen el consenso científico sobre el cambio climático. La compañía contestó que los informes científicos sólo eran intentos de difamar el nombre de ExxonMobil y que confundían el debate.

Gore comentó que mientras que cada vez crece más la conciencia de que hay una necesidad urgente de frenar el cambio climático, el mundo se acerca a un punto en el que cuando se cruce, veremos una aceleración de los esfuerzos para luchar contra el problema, y las compañías reconocerán que el reducir las emisiones de dióxido de carbono se encuentra dentro de sus propios intereses a largo plazo.

“Países como China, sólo por dar un ejemplo, que el año que viene se convertirá en el mayor emisor del mundo, no pueden ser excluidos sólo porque sean técnicamente paises en desarrollo”, recordó Gore. “Cuando se mira al total de CO2 emitido cada año y su progreso, China pronto sobrepasará a Estados Unidos”, informó el ex vicepresidente.

Gore afirmó que mientras la economía del gigante asiático se expande, China se enfrenta a un creciente riesgo por los efectos del cambio climático y debe encontrar maneras de buscar tecnologías poco contaminantes que permitan mantener su crecimiento.

La Agencia de Asesoramiento Medioambiental de Países Bajos, en junio, informó de que China había superado a Estados Unidos en las emisiones de dióxido de carbono en cerca de un 7,5 por ciento en 2006, mientras que en 2005 había permanecido un 2 por ciento por debajo, según datos de la Agencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *