La reforma del impuesto de matriculación no ayudará a reducir las emisiones, según Faconauto

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La reforma del impuesto de matriculación de los vehículos, aprobada hoy por el Consejo de Ministros, no tendrá un impacto “decisivo” sobre la reducción de las emisiones de gases contaminantes “por su falta de ambición”, según informó hoy la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

La patronal de los concesionarios solicitó que se pongan en marcha medidas específicas para la retirada de los vehículos más antiguos, que son los que más contaminan. Así, desde la Federación indicaron que la decisión de incentivar fiscalmente a los vehículos menos contaminantes y, al mismo tiempo, plantear la supresión del Plan Prever a partir de 2008 “es una contradicción”, obviando el efecto de rejuvenecimiento del parque español que este programa ha ejercido en los últimos cinco años.

Faconauto calificó como paradójica la decisión adoptada por el Gobierno orientada a modificar el impuesto de matriculación para favorecer la adquisición de vehículos menos contaminantes y que “obvie” el efecto de rejuvenecimiento del Plan Prever sobre el parque automovilístico español.

La Federación resaltó que esta decisión supone “una discriminación” en el sector del automóvil en favor de unos modelos determinados “y en contra de otros”. Ante esto, el secretario general de la organización, Blas Vives, señaló como contradictorio “alentar a las familias a tener más hijos, y por otro lado, castigar la compra de vehículos que se ajusten a sus necesidades”.

Además, la patronal asegura que esta modificación del impuesto de matriculación puede provocar “distorsiones sobre la demanda”, especialmente en un momento en el que los vehículos todoterreno y los modelos de alta gama “son los que están tirando del mercado”.

En esta línea, incidió en que dicha modificación es contraria a las directrices europeas, que están más encaminadas a gravar el uso o consumo del automóvil, mediante impuestos ecológicos, en lugar de a castigar la compra del mismo.

De esta forma, Vives afirmó que cualquier reforma de los impuestos que gravan al sector del automóvil “debería abordarse en el contexto de una revisión global de la fiscalidad del automóvil”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *