Ecologistas en Acción se reunirá con CIEMAT para analizar la marcha de las expropiaciones en Palomares (Almería)

SEVILLA, 1 (EUROPA PRESS)

La organización Ecologistas en Acción tiene previsto reunirse este mes con el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) para analizar la marcha de las diversas actuaciones y expropiaciones realizadas en Palomares (Almería) en la zona afectada por el accidente nuclear registrado hace 41 años.

Según informó a Europa Press el ex coordinador regional de Ecologistas en Acción Andalucía y responsable del seguimiento de la situación de Palomares a nivel nacional y andaluz, Igor Parra, desde el año 2003 ecologistas y administraciones vienen trabajando en la zona afectada por dicho suceso “en un clima de total colaboración”.

Esa actitud fue elogiada por el propio Parra, que resaltó el hecho de que “todos los gobiernos, desde los trabajos iniciados por el Gobierno de Aznar, han mantenido este tema como un asunto de Estado y han sido conscientes de que existía un problema y decidieron tomar medidas en consecuencia, de manera que hay una coherencia a nivel nacional, con el diálogo muy intenso iniciado con Aznar y mantenido posteriormente con Rodríguez Zapatero”.

Parra precisó que desde el inicio de esta colaboración en 2003 “solicitamos por un lado acotar la zona más contaminada y expropiarla, algo que ya se ha hecho, de forma que ya no vive ni cultiva gente en esa zona; así como hacer una limpieza de la zona que tenga una cierta contaminación”.

Tras esta valoración positiva de la situación, Parra precisó que en este mes los máximos representantes de Ecologistas en Acción a nivel nacional y andaluz tienen previsto reunirse con la responsable del área medioambiental del CIEMAT, María Teresa Mendizábal, para “evaluar la marcha de esa primera fase de trabajo y de las acciones realizadas en la zona y de las expropiaciones efectuadas, así como determinar la continuación del proceso”.

Se mostró asimismo muy satisfecho por los últimos trabajos realizados por técnicos del CIEMAT “donde han ampliado la zona de vigilancia y seguridad que han analizado, de forma que en vez de 300 hectáreas, han analizado 600 hectáreas; se han pateado más de 400 kilómetros lineales y no se han limitado a la mancha inicial”.

ZONA DE IMPACTO

Agregó a este respecto que en estos análisis “se ha podido constatar que a distancias muy cortas de la zona de impacto no hay absolutamente nada de radiactividad”.

Indicó que el nuevo mapa de la situación que se elabore “será un instrumento de mucha calidad, porque el mapa que realizaron los americanos se ha modificado y ahora hay otra realidad”.

Explicó que aún queda un período de dos años para acabar el mapa de la situación de Palomares y para su interpretación científico-técnica “y nosotros estamos de acuerdo con ese calendario que marca el CIEMAT”.

“Mantenemos excelentes relaciones de trabajo y estamos muy satisfechos con todo lo realizado, pues se ha hecho con diálogo”, agregó Parra.

Asimismo, éste aplaudió el hecho de que el Consejo de Seguridad Nuclear ordenará el lunes “por prudencia” ampliar el suelo restringido para cultivar o construir. “Aplaudimos esa decisión y todas las medidas que vayan encaminadas a la protección de las personas y de los bienes”, agregó Parra, para el que “lo que vale son las políticas de prevención”.

El diario “El País” publicó en su edición de hoy que el CSN ordenará mañana ampliar el suelo restringido para cultivar o construir, después de que, según indica este diario, se detectara contaminación en Palomares fuera de las zonas expropiadas y valladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *