La Universida de Castilla-La Mancha participa en el desarrollo del Programa “Combatiente Futuro”

TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS)

Un equipo de profesores e investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Ciudad Real y de la Escuela Universitaria de Ingenieros Técnicos Industriales de Toledo acaban de obtener, por concurso, el contrato para el desarrollo de la fuente de alimentación inteligente del Programa “Combatiente Futuro” que depende del Ministerio de Defensa de España.

El equipo, dirigido por el profesor de la UCLM Daniel Cortázar e integrado por los investigadores Luis Sánchez y Pedro Roncero, estará a cargo del diseño y construcción de 36 fuentes inteligentes de alimentación eléctrica para sustentar el funcionamiento de todos los sistemas que el Combatiente Futuro Español llevará como parte se su equipamiento de última generación.

El contratista principal para el desarrollo del sistema es la empresa hispano-europea EADS-CASA, quien ha elegido la propuesta presentada por UCLM como la mejor, en el marco de un concurso internacional donde se presentaron propuestas de países como Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, informó la UCLM en nota de prensa.

El Programa Combatiente Futuro está dirigido desde la Academia de Infantería de Toledo, por el Coronel José Ramos Barrera, y forma parte del esfuerzo conjunto de la OTAN para la modernización y homogenización de los ejércitos de la alianza.

La colaboración con el programa, por parte de UCLM, comenzó en 2003 con la participación durante la primera etapa de I+D+i, reforzándose ahora con este nuevo contrato para la segunda parte del desarrollo.

El soldado del futuro necesita esta fuente de alimentación, potente y de poco peso, ya que parte de su equipación está formada por un minicomputador personal, unos prismáticos, que a través de la telemetría permiten fijar en el ordenador la posición de todo lo que interese e incluso puede mandar y recibir mensajes e información a través de bluetooth a otros ordenadores.

Además el traje va climatizado y cambia de color según el escenario, una cámara digital hace de visor para el fusil y dispone de GPS para obtener una localización exacta.

Con todas estas prestaciones, se hacía necesaria una fuente de alimentación que soportara el consumo de los equipos electrónicos y diese la fiabilidad necesaria para que sus usuarios no tengan problemas de suministro eléctrico, ya que las situaciones de uso siempre serán muy complicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *