Ecologistas en Acción reclama una mayor implicación de las administraciones públicas en la Red “Natura 2000”

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Hoy se celebra el quincuagésimo aniversario de la Directiva Hábitat, una norma legal para la conservación de la biodiversidad en Europa. Su objetivo es la creación de una red de espacios protegidos en Europa, conocidos como “Natura 2000”, para los que la asociación Ecologistas en Acción reclama a las administraciones públicas una mayor implicación y voluntad de garantizar la conservación de estos espacios naturales.

Según explica Ecologistas en Acción, el 18 por ciento del territorio europeo ha ya sido declarado “Natura 2000”, el que, según defiende, es un instrumento fundamental para garantizar la protección del patrimonio natural europeo. A su juicio, la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea “han progresado bastante” en el estableciendo de la “Red Natura 2000”, “aunque el proceso de designación de lugares ha sido difícil”. Sin embargo, critica, que “aún queda tarea por hacer, tal vez la más difícil, porque requiere de un compromiso activo y responsable por parte de los responsables políticos de cada Estado miembro”.

España es el Estado que más superficie y riqueza biológica aporta a esta iniciativa colectiva por la conservación de la vida silvestre y un futuro razonable y sostenible. Con más de 13 millones de hectáreas, los espacios naturales españoles suponen casi el 20 por ciento de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Así, el 25 por ciento del territorio nacional forma parte de la Red Natura 2000, pese a que Ecologistas en Acción defiende que “todavía no es un hecho consolidado”.

Por ello, la asociación considera “esencial” adoptar una serie de medidas que refuercen el nivel de protección de los espacios naturales incluidos en la red NATURA 2000, como recoger en la futura Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad la condición de espacio natural protegido de los espacios naturales incluidos en la NATURA 2000 o el establecimiento de un marco directrices generales de gestión para todos los lugares de importancia comunitaria y las zonas de especial protección para las aves.

Además, reclaman la declaración por parte de las comunidades autónomas de los lugares de importancia comunitaria y las zonas de especial protección para las aves como Zonas de Especial Conservación (ZEC), en menos de dos años y el diseño y puesta en marcha de Planes de Gestión que garanticen la protección y conservación de los espacios asignados.

A su juicio, estas medidas, junto a otras, son fundamentales para reducir las principales amenazas que se ciernen sobre los espacios naturales que integran esta red europea de naturaleza viva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *