Un centenar de animales “malvive” en “pésimas condiciones” en el antiguo zoo de Almendralejo (Badajoz),según Ecologistas

La instalación se cerró hace “un año” por decisión de la Junta tras varias denuncias, pero alertan de que alberga aún a numerosos animales

ALMENDRALEJO (BADAJOZ), 19 (EUROPA PRESS)

El zoológico de Almendralejo cerrado hace ya casi un año por la Junta de Extremadura, tras múltiples quejas de ciudadanos y denuncias de grupos ecologistas que protestaron por las lamentables condiciones en las que vivían los animales, aún alberga en sus instalaciones “aproximadamente a un centenar de animales” que deberían haber sido trasladados a otro lugar más adecuado.

En declaraciones a Europa Press, el coordinador de Ecologistas en Acción en Extremadura, Pablo Ramos, denunció que “un centro que no tiene autorización como núcleo zoológico no puede tener animales” y recordó que a este centro “le fue denegada la licencia en junio de 2004”, a pesar de lo cual el zoo ha permanecido abierto dos años más, según lamentó.

Por alegaciones interpuestas por el gerente, el proceso de cierre se alargó hasta junio de 2006, cuando se resuelve la clausura de las instalaciones y se da al gerente el plazo de un mes para “reubicar a los animales” a través “de la resolución que dictó la Junta de Extremadura”, según recordó la agrupación ecologista, con documentos que así parecen corroborarlo.

El cierre, según indicaron los ecologistas, fue motivado por “no cumplir normativas de zoos ni las básicas zoosanitarias”. Entre las que señaló la falta de controles sanitarios “de obligado cumplimiento” y la carencia de “vacunaciones” para prevenir el contagio de enfermedades entre los animales.

ANIMALES NO REGISTRADOS

Por otro lado, Ramos criticó que muchos animales no están identificados “al no haber un libro de registro”, a lo que añadió que dichas instalaciones “no están diseñadas para contener ciertos animales”. “La suciedad se acumulaba en las jaulas”, de muchas especies, alguna de las cuales insistió, “aún están dentro”.

“El león puede que aún esté y no lo hayamos oído, hace varios meses se ha oído, hoy hemos visto ovejas, búhos, avestruces, diferentes especies de bóvidos de otros países”, confirmó Ramos. “Esto es lamentable y vergonzoso”, añadió.

Las condiciones de los animales han empeorado tras el cese de actividad del centro, según censuran los ecologistas quiénes sospechan que el gerente tiene problemas para entregarlos a otros zoológicos por el “deplorable” estado de salud que presentan.

POSIBLES SACRIFICIOS

En Ecologistas en Acción se preguntan “por qué no se ha sancionado al responsable” a pesar de “las evidencias”. “Han llamado madres que salían con sus hijos deprimidos después de ver las condiciones en las que estaban los animales”, aseguró Ramos, lamentando tal situación.

Asimismo, reclamó soluciones al problema ya que se teme por el futuro de muchos animales de los que según señaló algunos “están muriendo”, a lo que añadió que “otros muchos podrían ser sacrificados” ya que, según sostuvo, “en las traseras se ven los cadáveres de animales que están quemando”, y además cuestionó que dicha actividad entre dentro de la legalidad.

Por su parte, trabajadores de la empresa Sani SL, que se encuentra ubicada a unos cien metros del zoológico afirmaron que hubo un tiempo, tras la clausura de las instalaciones, en las que “se escuchaba algo de movimiento de animales y sonidos, como el rugido de un león y un alboroto de aves”.

En cuanto al gerente del centro, José Luis Rodríguez Rosa, ha sido imposible comunicarse con él a pesar de insistentes llamadas. Y en el zoológico, donde se encontraba una mujer que no quiso identificarse, ésta aseguró que las instalaciones “no albergan animales” y añadió que en el interior “tan sólo quedan trastos”, a la vez que afirmó que el gerente se encontraba de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *