Los siete últimos linces nacidos en Doñana, en tres camadas diferentes, son cuatro machos y tres hembras

Los técnicos del programa de cría en cautividad del Acebuche han tenido que separar a dos hermanos, que se hirieron en una pelea

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

Los siete últimos linces ibéricos nacidos este año, en tres camadas diferentes en el centro del Acebuche en Doñana, dentro del programa de cría en cautividad, –impulsado por la Consejería de Medio Ambiente y el Ministerio como apoyo a la conservación a esta especie en peligro crítico de extinción–, son cuatro machos y tres hembras, según informó el boletín del Programa de Conservación ex-situ del Lince Ibérico, consultado por Europa Press.

Dicha publicación informa de que durante el mes de abril ha tenido lugar el primer examen veterinario de las tres camadas nacidas este año en El Acebuche. Este examen se ha producido cuando los cachorros han superados las tres semanas de edad, siendo el primer contacto directo con los pequeños. El chequeo ha permitido conocer el sexo de cada animal, su peso y morfometría, su condición corporal y su estado de salud general.

La primera de las tres camadas examinadas fue la de Aura, que el 21 de marzo dio a luz a tres cachorros, dos machos y una hembra cuyos nombres son Domo, Drago y Duna. Los tres cachorros se encuentran en excelente estado y ya han comenzado a realizar sus primeras salidas de la paridera para explorar el campeo.

La segunda camada examinada, la de Saliega, nació el 23 de marzo y está compuesta por un macho, denominado Dalai, y una hembra, llamada Dama. Según explican los técnicos de este programa, “ambos se encuentran fuertes y peleones, y son ligeramente más grandes que los cachorros de Aura”.

Finalmente, la última camada evaluada, la de Esperanza, nació el pasado 9 de abril y está conformada por una hembra, denominada Doñana II, y un macho llamado Dátil. Estos cachorros aún permanecen en paridera aunque los técnico estiman que “muy pronto” empezarán a explorar su área de campeo.

AGRESIÓN ENTRE HERMANOS

Asimismo, dicha publicación informa de que este año las peleas entre hermanos de camada han tenido lugar “antes de lo esperado”. En la madrugada del 30 de abril, a los 38 días de edad, Dalai atacó a Dama de forma “muy agresiva y obstinada”. No obstante, según explicaron los técnicos, el comportamiento de la madre, la lince Saliega, para intentar separarlos, “fue excelente”, aunque el personal del Centro se vio obligado a intervenir y separarlos antes de que se produjeran graves daños. Fruto de este altercado, ambos ejemplares presentaban heridas diversas, aunque ninguna severa.

En los cachorros de lince ibérico, las peleas registradas hasta la fecha han ocurrido a los 44 días (Brezo ataca y mata a Brezina), a los 53 (Briza ataca a Brezo), a los 51 (Castañuela ataca a Camarina), a los 74 (Cynara ataca a Catalpa), y a los 38 días (Dalai ataca a Dama).

Por el momento, y al igual que en las peleas acontecidas en años anteriores, Dalai y Dama están sujetos a un manejo específico consistente en mantenerlos separados físicamente, alternando cada pocas horas los períodos de estancia junto a su madre. Diariamente se permite que ambos estén juntos para comprobar si el nivel de agresividad entre ellos ha remitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *