Narbona confirma una negociación con Azata para “acortar los plazos” de la demolición del hotel de El Algarrobico

El Ministerio de Medio Ambiente ya reveló en marzo los contactos tras fijar el justiprecio para la expropiación de la finca

ALMERÍA, 12 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente negocia con Azata del Sol, propietaria del hotel que se asienta sobre la playa de El Algarrobico, en Carboneras (Almería), el valor de tasación de los terrenos sobre los que existe un expediente de expropiación forzosa declarado de interés público, con el objetivo de “acortar los plazos” que permitan la demolición del inmueble que invade en parte la zona de servidumbre del dominio público marítimo terrestre.

En declaraciones a los periodistas en Almería, la titular de Medio Ambiente, Cristina Narbona, reconoció que tanto Gobierno central como Junta de Andalucía “querrían llegar” a ese momento “lo antes posible” y que, para ello, se están llevando a cabo contactos bilaterales con la constructora, siempre “paralelos” al proceso de expropiación que se iniciará en “cuánto se publique en BOE el acuerdo para la ocupación del terreno”.

El citado proceso “de largo recorrido”, pendiente ahora del informe preceptivo de la Abogacía del Estado, no excluye –insistió Narbona– el hecho de que el Ministerio “esté buscando un consenso”, algo que limitó a lo “obviamente dentro de lo posible, ya que no podemos satisfacer, como pasa con cualquier otro órgano gubernamental, cualquier petición que se haga”.

Azata del Sol, propietaria del hotel en el paraje de El Algarrobico, cifró en 2006 en alrededor de 200 millones de euros el valor de la finca, el coste del inmueble y los derivados de supuestos con el lucro cesante. Rechazó, asimismo, en octubre de ese año el retracto en 2,3 millones de euros ejercido por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía e interpuso un contencioso administrativo ante el TSJA para recuperar la propiedad.

La cantidad dispuesta por la administración autonómica atendía al valor de dos fincas, una, en la que se asienta el hotel, cuyo valor en escritura es de 1,4 millones y la finca colindante del mismo sector, valorada en unos 900.000 euros y en la que Azata tenía previsto urbanizar.

El director General de Costas, José Fernández, ya reveló en marzo que el proceso de expropiación del hotel El Algarrobico ya contaba con el justiprecio fijado y que se han iniciado conversaciones con la empresa para “resolver el tema de la expropiación por la vía de mutuo acuerdo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *