Ecologistas creen que las enfermedades de los linces en Doñana las causa la endogamia y no los gatos, como dice la Junta

La organización asegura que los cruces entre parientes debilitan el sistema inmunológico de esta especie, en peligro de extinción

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

El responsable estatal del área de Conservación de la Naturaleza de Ecologistas en Acción, Joaquín Reina, aseguró hoy que las enfermedades que padecen algunos ejemplares de lince ibérico de Doñana las causan la endogamia, los niveles de aislamiento y la pérdida de variabilidad genética de la especie y no un retrovirus típico de gatos asilvestrados, como afirmó la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

En declaraciones a Europa Press, Reina indicó que “no se tiene información de campo que confirme densidades alarmantes de gatos asilvestrados en la subpoblación de Doñana, sino que al ser ésta una comarca muy amplia no hay una fácil conexión entre ambas especies, ya que los gatos asilvestrados evitan los territorios donde habitan los linces”.

Asimismo, apuntó que la “debilidad” que tienen los ejemplares de lince ibérico de Doñana incluidos dentro del programa de cría en cautividad, “como consecuencia de la situación endogámica y de la progresiva pérdida de variabilidad genética por cruce entre parientes, repercute en su sistema inmunológico, el cual está más indefenso y debilitado”.

Respecto a las medidas que se deben llevar a cabo para erradicar esta enfermedad de la población de linces de Doñana, Reina subrayó que los técnicos del programa “Life” están barajando hacer un chequeo entre toda la población. De este modo, los ejemplares que se encuentren en la primera fase de la enfermedad “tendrán que ser retirados del campo, al menos durante el periodo en que la afección sea contagiosa”.

Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente indicó esta semana que los resultados de las analíticas practicadas a los tres ejemplares de lince ibérico de la población de Doñana muertos durante los últimos meses revelan la presencia de un retrovirus típico de gatos domésticos, que parecen ser la fuente del posible contagio.

La citada fuente precisó que un hecho parecido ocurrió recientemente en la población silvestre de la amenazada pantera de Florida, la cual sufrió una epidemia similar provocada por el contacto con gatos asilvestrados. Afortunadamente, las medidas paliativas adoptadas por el programa de conservación de dicha especie lograron controlar la situación.

Ante estos hechos, el departamento del ramo, en colaboración con otras administraciones competentes, asesoradas por expertos nacionales e internacionales, están tomando medidas al respecto siguiendo como modelo las acciones ejecutadas con éxito en el caso estadounidense. Dichas medidas incluyen el control de la población de gatos asilvestrados y una campaña de vacunación para proteger a los ejemplares de linces que habitan en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *